Tradicionalmente, estas soluciones de digitalización documental han tenido una gran aceptación entre empresas y despachos profesionales que se ven en la necesidad de digitalizar documentos a diario, todo de manera rápida. Los equipos son compactos, con soluciones incluso para poder llevar a todas partes junto a un ordenador portátil. En las últimas versiones, Fujitsu PFU ha logrado eliminar la dependencia de uso que tradicionalmente tenían los dispositivos con el PC, de forma que muchos de los documentos que escanean pueden ser directamente subidos a su servicio de almacenamiento en la nube ScanSnap Cloud. A su vez, éste es compatible con multitud de servicios y aplicaciones web.

Los modelos ScanSnap ix100 e ix500 han ampliado su área de acción gracias a las modalidades de conexión inalámbrica Wifi. A pesar de que su bandeja automática de entrada no está pensada para grandes volúmenes de documentos, el escaneado a doble página en apenas un segundo permite digitalizar informes al instante. Mike Nelson, vicepresidente de la filial Fujitsu PFU de EMEA destaca que “la combinación del escaneado ScanSnap con un solo botón, y la integración con los servicios más habituales de la nube, viene a contratar nuestro compromiso de ofrecer las mejores soluciones de digitalización del sector”.

Es tarea complicada hacerse una idea de los millones de documentos que habrán podido digitalizar hasta el momento estos 4 millones de escáneres vendidos, información que ni Fujitsu manejará.

En este artículo de la revista digital puedes ver un análisis a fondo que hemos llevado a cabo al modelo ScanSnap ix100.