El portátil ultraligero tiene una tasa de fallo estimado del 7% en los primeros tres años de vida, según los resultados de la citada encuesta, realizada entre usuarios que adquirieron un portátil en los últimos cinco años.

Otra línea fundamental de Apple, el modelo MacBook Pro, más caro, logró una tasa de fallo del 9%, y combinados todos los equipos móviles de Apple, este ratio se sitúa en el 10%, el más bajo de cualquier OEM (fabricante de equipos originales).

Los MacBook fallan menos que las de cualquier equipo Windows, según este estudio, y eso a pesar de que se usan tres horas más cada semana de media general.

Consumer Reports detectó que los portátiles que funcionan con Windows son de media mucho más baratos que los de Apple, y que tienen ratios de fallo significativamente más altos, que suelen situarse entre el 15 y 20%, según señala PCWorld.com.

Consumer Reports también observa que los portátiles de Apple son más caros de reparar que los PC de Windows. Quizás por ello, más de un tercio de los encuestados que compró un portátil de Apple, se acogió al programa de garantía extendida de la compañía, AppleCare.