Durante la conferencia Oculus Connect que se acaba de celebrar en Los Ángeles, Brendan Iribe –CEO de la empresa– anunció un nuevo prototipo de su dispositivo de realidad virtual Rift, denominado Crescent Bay, que ofrece mayor resolución que la versión previa y audio integrado.

Es también más ligero que el prototipo más reciente del casco de realidad virtual Oculus Rift, que está ya a disposición de los desarrolladores pero que todavía no ha llegado al mercado.

Entre las principales características de este nuevo prototipo figuran un sensor de movimiento de 360 grados pero LED en la parte trasera del dispositivo; un ratio de refresco más rápido, y audio integrado opcional (el usuario puede cambiar el audífono que trae para utilizar sus propios cascos), junto con el software de audio de realidad aumentada 360, impulsado por un sistema de audio con tecnología RealSpace 3D desarrollado por la Universidad de Maryland.

Facebookadquirió esta joven firma por 2.000 millones de dólares el pasado mes de julio, porque cree que la realidad aumentada  podría emerger como la próxima plataforma social y de comunicaciones.