Si estás pensando en comprar una freidora de aire, también conocida como Air Fryer, estás en el sitio correcto. A continuación te ofrecemos toda la información que necesitas para decidirte y para saber si realmente una freidora de aire merece la pena o no.

¿Qué hacen las freidoras de aire exactamente?

Como su nombre indica, las freidoras de aire cocinan por convección: hacen circular aire caliente alrededor de los alimentos. Esto proporciona una capa crujiente sin necesidad de freír.

En realidad se produce un efecto químico entre los aminoácidos y los azúcares reductores que dora los alimentos y les da un sabor característico. En otras palabras, una freidora de aire le da a los alimentos el sabor y la textura de los alimentos fritos, sin que tengas que sumergirlos en litros y litros de aceite.

¿Son las freidoras de aire una forma más saludable de cocinar?

En realidad, depende de con qué se comparen.

Si vas a utilizar tu freidora de aire para cocinar productos como pescado rebozado o empanado, nuggets de pollo o patatas fritas al horno, no serán más saludables que si los cocinara en el horno.

Pero, si pensabas freír los alimentos en aceite, dejándolos sumergidos, te ahorrarás unas cuantas calorías. 

Las freidoras de aceite clásicas pueden utilizar hasta 50 veces más aceite que una freidora de aire. Y aunque la comida solo absorba una proporción relativamente pequeña de ese aceite, la fritura profunda sigue siendo la forma más calórica de cocinar.

Al freír los alimentos también se produce acrilamida, un compuesto relacionado con el desarrollo del cáncer. Freír al aire puede ayudar a reducir la cantidad de acrilamida en los alimentos que se cocinan. Sin embargo, no afectará a la formación de otros compuestos nocivos asociados a la cocción de alimentos a temperaturas muy altas.

También necesitarás utilizar algo de aceite si cocinas alimentos frescos, aunque solo será entre una cucharadita y una cucharada si preparas la comida desde cero. Los productos precocinados, como las patatas fritas y los nuggets para el horno, no necesitan aceite añadido.

¿Cuál es la diferencia entre cocinar en el horno y en la freidora de aire?

Si son alimentos precocinados pensados para hacerse al horno, no habrá ninguna diferencia entre cocinarlos al horno o cocinarlos en una freidora de aire. Sin embargo, sí que hay una pequeña diferencia y es que necesitarás usar mucho menos aceite.

Por ejemplo, si hierves patatas y las rocías con aceite, puedes meterlas en la freidora de aire y obtener unas patatas asadas muy crujientes en solo 20 minutos.

Otra ventaja es que las freidoras de aire se calientan muy rápidamente, y el aire que circula hace que los alimentos se doren perfectamente por todas partes. Esto significa que podrás reducir el tiempo de cocción y hacer que tus alimentos queden mucho más crujientes. También facilita la cocción de alimentos como las patatas fritas de boniato, que pueden quedar demasiado blandas en el horno.

Una freidora de aire será más rápida el horno. Debido al tiempo de cocción más rápido y al menor tamaño de la freidora en comparación con el horno, es más eficiente energéticamente. Esto significa que es una opción de cocción más respetuosa con el medio ambiente y que te ahorrará (algo) de dinero a largo plazo.

Al igual que con el horno, tendrás que vigilar los alimentos fritos y probablemente darles la vuelta de vez en cuando durante el proceso de cocción.

¿Cuáles son las diferencias entre usar una freidora de aire y una friadora de aceite?

Aunque es mucho más rápida que la cocción en el horno, la freidora con aire puede tardar hasta el doble que una freidora de aceite. Sin embargo, una freidora de aire es mucho más fácil de limpiar, no dejará ese olor tan característico de la comida frita (que sí deja una freidora de aceite) por toda la casa. 

También hay beneficios para la salud, como ya se ha mencionado, aunque hay que decir que los alimentos fritos no deben comerse todos los días y que si sucumbes a la comodidad de una freidora de aire y a sus afirmaciones sobre la salud, podrías acabar comiendo demasiados alimentos fritos (aunque sea fritos con "aire").

¿Qué se puede cocinar en una freidora de aire?

Los productos más típicos para una freidora de aire son el pollo, las patatas fritas y las hamburguesas congeladas, además de otros alimentos congelados como nuggets o palitos de pescado.

El pescado fresco, incluido el salmón, también se puede freír con aire. También el bacon. La mayoría de los platos de carne pueden prepararse en una freidora de aire, aunque tendrás que reducir el tiempo de cocción y cambiar la temperatura.

También puedes utilizarla de forma más inventiva, por ejemplo para hacer patatas fritas caseras, semillas y frutos secos tostados y verduras asadas como las coles de Bruselas o el brócoli. 

Si consigues una sartén compatible, podrás cocinar algunos productos de panadería, incluyendo galletas y postres. Se harán más rápidamente, utilizando mucha menos energía que el horno.

Por último, puede utilizarse para calentar las sobras de la noche anterior, en vez de tener que usar el microondas.

¿Qué no se puede cocinar en una freidora de aire?

No podrás freír masas caseras que sean demasiado húmedas, aunque si modificas un poco tu receta, puedes freír alimentos con una mezcla de pan rallado casero. También hay que evitar los productos con queso (aparte de los palitos de mozzarella congelados y similares). La masa y el queso se derretirán en la bandeja de la freidora.

Hay mejores formas de cocinar el brócoli y otras verduras similares, que pueden secarse o acabar empapadas. Las verduras de hoja pueden ser arrastradas por el aire y no se cocinan uniformemente.

Los alimentos secos recubiertos de condimentos acaban perdiendo su condimento al cocinarse.

Y si te gusta una hamburguesa o un filete poco hecho, olvídalo. Para cuando el exterior se haya dorado, el interior de la carne estará bien hecho.

Dicho esto, hay recetas para todo tipo de alimentos fritos "al aire", incluyendo algunos de los mencionados anteriormente, por lo que la técnica es importante y puede que solo tengas que experimentar para ver lo que te funciona a ti. 

Cabe mencionar que actualmente exiten un montón de canales de Youtube y perfiles de Instagram en los que te ofrecen recetas específicas para freidoras de aire. 

¿Cómo se limpia una freidora de aire?

Las freidoras de aire son fáciles de limpiar y deben limpiarse adecuadamente después de cada uso. La sartén, la bandeja y la cesta pueden lavarse con agua tibia y detergente o (la mayoría) pueden ir al lavavajillas. El propio aparato debe desenchufarse y limpiarse después de su uso.

Al igual que otros aparatos de cocina, la freidora de aire debe colocarse sobre una superficie resistente al calor.

¿Qué tamaño tiene una freidora de aire?

Las freidoras de aire están disponibles en diferentes tamaños, por lo que debes tener en cuenta tanto las dimensiones externas (¿tienes espacio para ella?) como el espacio interno (¿es lo suficientemente grande para contener los tamaños de porción que prepararás con más frecuencia?).

Una de las limitaciones de una freidora de aire es que si los alimentos se amontonan en su interior, el rendimiento de la cocción se verá afectado. La freidora cocina haciendo circular aire caliente, por lo que si el aire no puede llegar a los alimentos, éstos no se cocinarán correctamente.

La capacidad interna de la mayoría de las freidoras de aire oscila entre 1,5 y 5,5 litros aproximadamente. En el extremo más pequeño, podrá cocinar una guarnición, como patatas fritas, para una o dos personas. En el extremo más grande, podrá cocinar un plato principal para cuatro personas. La capacidad de cocción se indicará en kg.

En cuanto al espacio en la encimera, ten en cuenta que necesitarás varios centímetros de espacio libre a su alrededor mientras esté en funcionamiento.

¿Dónde se puede comprar una freidora de aire o Air Fryer?

Las freidoras de aire ya están disponibles en la mayoría de las tiendas online. La mayoría de los precios rondan los 100 euros, aunque se pueden comprar mucho más baratas. En el extremo económico de la gama, podrás optar a una freidora de aire básica con una capacidad interna menor (1,5-2,5 litros). En el extremo superior de la gama, optarás a más espacio interno, programas de cocción preestablecidos, además de otras opciones de cocción, como asar y hornear.

Por 44,99 €, puedes comprar la freidora de aire Tower en Amazon España. Se trata de una sencilla freidora de aire de 1,5 litros que ocupa poco espacio: 32,2 x 27,5 x 27,5 cm. Tiene un temporizador de 30 minutos y un ajuste de temperatura. No tiene función de apagado automático, así que tendrás que vigilarla.

Air Fryer

Si buscas algo más grande, la freidora digital Tefal Easy Fry Precision EY401840 está disponible por 86,30 €. Tiene una capacidad de 4,2 litros, un temporizador digital de 60 minutos y ocho programas automáticos para cocinar patatas fritas, chuletas, pizza, gambas, pescado y pasteles, además de asar y gratinar. Los elementos interiores son extraíbles y se pueden lavar en el lavavajillas.

Airfryer

Por último, acabamos de analizar la freidora de aire inteligente Proscenic T21. Tiene una capacidad de 5,5 litros, ocho programas automáticos, además de una cesta y un cajón aptos para el lavavajillas.

Como su nombre indica, también es un electrodoméstico conectado con funciones inteligentes, incluida la compatibilidad con Alexa y Google Assistant, para que puedas cocinar utilizando comandos de voz. También hay una biblioteca de recetas en la aplicación con programas de cocción de una sola pulsación.

Prosenic Air Fryer

La freidora de aire T21 está disponible en Amazon España por 103,70 €.