En la cita anual de la vanguardia tecnológica, que se celebra entre el 6 y el 9 de enero, podremos ver esta vez una batalla entre Apple -con su sistema CarPlay- y Google -con Android Auto- por ganar protagonismo en el mundo del automóvil, en una mezcla de vehículos y accesorios que llegarán a los concesionarios en los próximos años.

BMW, por ejemplo, presentará su nuevo sistema de estacionamiento asistido (Remote Valet Parket Assistant), que ya se ha mostrado a un grupo de medios estos días. Se trata de un asistente de aparcamiento remoto que irá integrado en su modelo eléctrico i3 y que combina sensores láser y planos digitales. El sistema permite al conductor aparcar el coche con su smartwatch y la firma planea que esté listo en el horizonte de 2020.

Pero otras marcas no se quedan a la zaga y, por ejemplo, Volvo ha diseñado un sistema de comunicación entre vehículos que evita colisiones o alerta sobre la cercanía de un ciclista. Este nuevo sistema, desarrollado en colaboración con el proveedor de  equipos POC y la firma de telecomunicaciones Ericsson -todos ellos de nacionalidad sueca-, avanza en el área de la seguridad interna y externa al vehículo.

En la cita también se mostrará la pantalla de información y entretenimiento que prepara la surcoreana Hyundai y que integrará en algunos de sus modelos de 2016. No incluirá reproductor de CDs ni sistema de navegación integrado, sino que accederá a la música y a las funciones de navegación a través de CarPlay o de Android Auto, con la colaboración de un smartphone que se conectará al sistema del coche vía cable USB. De esta forma, los pasajeros tendrán acceso también a llamadas, mensajes y otras apps mediante comandos de voz o a través de la pantalla integrada en el salpicadero.

La lista de apps compatibles con ambas plataformas son cada vez más como, por ejemplo, iHeart Radio, MLB at Bat y Spotify. CarPlay también funciona con Beats Music y Stitcher, mientras que Android Auto lo hace con SoundCloud, Pandora y WhatsApp, según Hyundai.

LG acaba de anunciar también que trabaja con Mercedes en cámaras para la conducción automática y Ford ha modernizado su sistema de infotainment, que ahora funciona con QNX de BlackBerry.