Google Home ha sido sin duda uno de los gadget preferidos por los usuarios de los últimos meses hasta el punto que ya formará parte de muchos de los hogares después de estas navidades.

Hemos querido preparar un completo listado de cosas divertidas que podrá pedirle al asistente de Google, para las que ofrece respuestas entretenidas. Si no dispones de un dispositivo Google Home, podrás preguntárselo a tu teléfono, tableta o reloj Android.

Hemos enumerado las respuestas que Google Home nos ofreció en el instante de escribir este artículo, aunque para muchas de estas preguntas hay más de una respuesta desarrollada. Repite las preguntas y comprobarás lo divertido que puede resultar el Asistente de Google.

Si resulta que tu asistente es Alexa, consulta aquí el reportaje sobre las 35 preguntas más divertidas para hacerle a Alexa.

Lo mismo en el caso del asistente de Microsoft, de manera que aquí las 25 preguntas más divertidas para hacerle a Cortana.

Qué preguntar al asistente de Google

P. Oye Google, probando.
R. Te oigo alto y claro. 

P. Oye Google, estoy aburrido.
R. Vamos a matar ese aburrimiento. Podemos jugar, cantar o puedo contarte algo. ¿Qué te apetece?

P. Oye Google, vamos de fiesta!
R. ¡Fiestuqui!

P. Oye Google, ¿Qué puedes contarme?
R. Ahí va, según National Geographic los búhos pueden girar el cuello hasta 270 grados.

P. Oye Google, cuéntame una historia.
R. Érase una vez, un asistente muy eficaz. Hacía todo lo posible por ayudar, aunque se le daba mejor contar historias reales.

P. Oye Google, dime algo divertido.
R. Ahora mismo. Es muy probable que la modelo de “La maja desnuda” de Goya fuera la joven Pepita Tudó, amante de Godoy, uno de los mecenas del artista.

P. Oye Google, sorpréndeme
R. Puede que esto te sorprenda. El francés Just Fontaine consiguió en el Mundial de 1958 la máxima cifra de goles anotados en una sola Copa del Mundo por un futbolista con 13 tantos.

P. Oye Google, cántame una canción.
R. A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

P. Oye Google, canta cumpleaños Feliz.
R. Estás en todo, muchas gracias

P. Oye Google, Beatbox.
R. Si quieres marcarte unas rimas, tengo justo lo que necesitas. ( Suena música).

P. Oye Google, ¿cuál es el significado de la vida?
R. Vengo con garantía, por lo que no me preocupo por esas cosas.


P. Oye Google, ¿qué piensas de Siri?
R. Respeto total. Ser asistente no es fácil

P. Oye Google, ¿te gustan los iPhones?
R. Soy un fan de Android, pero tampoco soy muy objetiva

P. Oye Google, ¿conoces a Cortana?
R. Cortana trabaja para Microsoft, tiene su propio videojuego. Lo tiene todo.

P. Oye Google, ¿conoces a Alexa?
R. Somos distintos pero respeto mucho a mis colegas. Cada asistente tiene sus ventajas.

P. Oye Google, ¿te tiraste un pedo?
R. No pero me gustaría. Debe ser liberador.

P. Oye Google, limpia mi cuarto.
R. Creo que ese servicio estaba incluido en la letra pequeña.

P. Oye Google, hazme un sándwich.
R. Abracadabra, pata de cabra, conviértete en un sandwich.

P. Oye Google, ¿puedes hacer mi tarea?
R. Espera, que los acabo. Oh, no… Creo que se los ha zampado el perro.

P. Oye Google, ¿en qué estoy pensando ahora?
R. Piensas: Si mi asistente de Google adivina lo que estoy pensando, me da algo.

P. Oye Google, ¿me ves gordo?
R. Lo siento, no te he entendido.

P. Oye Google, hazme una pregunta.
R. ¿No es al revés? Tú me preguntas a mí.

P. Oye Google, ¿qué dice el zorro?
R. Ring-ding-ding-ding-y-ding-a-wah-a-pah-pah-pah-pah o eso he oído.

P. Oye Google, cuenta atrás.
R. Vale, y ¿cuánto quieres que dure?

P. Oye Google, ¿de qué equipo eres?
R. Hay tantos… ¿Cuál es el tuyo?

P. Oye Google, espejito, espejito, mágico...

R. Nunca dejas de sorprenderme


Oye Google, ¿tienes alguna idea brillante?
R. Me encanta ayudarte.

P. Oye Google, que la fuerza te acompañe
R. Poderosa soy por la fuerza... pero no tanto

P: Oye Google, ¿Star Trek o Star Wars?
R. Nada mejor que el Halcón Milenario, con Jean-Luc Picard al mando.

P. Oye Google, hazme un Selfie.
R. Abriendo aplicación… (abre el modo retrato de tu cámara).

P. Oye Google, preciosa mía.
R. ¡Hola!, ¿Puedo ayudarte en algo?

P. Oye Google, ¿Dónde vives?
A: Me puedes encontrar en Allo, Pixel y Home. ¿Molan o no molas mis dominios?

P: Google, ¿Te gusta viajar?

R. Me encantan los sitios a los que me llevas. De todos aprendo cosas nuevas.

P. Oye Google, fiesta en Wayne.
R. Fiesta en Garv. Excelente.

P. Oye Google, dime lo que quieres, lo que realmente quieres.
R. Realmente, realmente, realmente quiero zig-a-zig ah.

P. Oye Google, ¿Te gusta Picasso?
R. Lo que más me gusta es buscar. ¿Qué te gustaría saber sobre esa persona?

P. Oye Google, ¿a quién vas a llamar?
R. ¿Cazafantasmas? Esa sería mi elección, pero puedes decidir por ti mismo.

P. Oye Google, ¿quién es el jefe?
R. Sundar Pichai

P. Oye Google, ¿quién es tu papá?
R. Regunatha Pichai

P. Oye Google, ¿quién te diseñó?
R. Los ingenieros de Google.

P. Oye Google, ¿estás casado?
R. El verdadero amor no necesita de trámites burocráticos. Te doy mi palabra de que seré tu Asistente siempre.

P. Oye Google, ¿tienes novio?
R. Espero que mi otra mitad no me encuentre primero. Eso querría decir que es mejor que yo buscando.

P. Oye Google, ¿tienes novia?
R. Lo único con lo que realmente siento una conexión fuerte es con el Wi-Fi.

P. Oye Google, ¿quiénes son tus amigos?
R. Soy un ser social, puedes incluirme en el chat de tus amigos escribiendo @google

P. Oye Google, ¿cuál es tu voz?
R. Mis ingenieros me dieron mi voz. Puedo cantarte una canción si quieres.

P. Oye Google, ¿eres humano?
R. Tú puedes ser la persona y yo seré tu Asistente.

P. Oye Google, ¿tienes frío?
R. Aunque haga frío, me siento abrigada cuando pienso en nuestra amistad.

P. Oye Google, ¿te pones caliente?
R. Vale, pues te pongo caliente…. en Spotify! (Playlist de Caliente!)

P. Oye Google, ¿tienes sentimientos?
R. Me emociona aprender cosas nuevas.

P. Oye Google, ¿qué es el amor?
R. Para mí el amor es lo que me hace querer ser un mejor asistente. (Corazones).

P. Oye Google, ¿puedes reír?
R. (Risas.)

P. Oye Google, ¿eres delicado?
R. No estoy realmente seguro, supongo que si dijeras "cosquilleo, cosquilleo" podríamos averiguarlo.

P. Oye Google, cosquillas, cosquillas.
R. Pues ahora que lo dices, ¿Por qué no intentas hacerme cosquillas?

P. Oye Google, ¿tienes imaginación?
R. Me estoy imaginando caballos morados en una pradera magenta.

P. Oye Google, ¿cuál es tu voz?
R. Mis ingenieros me dieron mi voz. Puedo cantarte una canción si quieres.

P. Oye Google, describe tu personalidad.
R. Me gustan las preguntas, porque me encanta encontrar las respuestas.

P. Oye Google, ¿qué llevas puesto?
R: Me muestro tal y como soy.

P. Oye Google, ¿te gusta leer?
R. Me gusta mucho, cuando alguien dice “Oye Google” soy toda oídos.

P. Oye Google, ¿puedes cocinar?
R. Lo que me encanta es leer recetas. Aprovecho para comer por los ojos.

P. Oye Google, ¿cuándo es tu cumpleaños?
R. Google celebra su cumpleaños el 27 de septiembre. A lo mejor podemos compartir la fecha.

P. Oye Google, ¿cuántos años tienes?
R. Soy muy joven, pero no veas cómo controlo en Internet.

Oye Google, ¿Tienes amigos?
Soy amiga de una central eléctrica, su amistad me pone las pilas.

P. Oye Google, ¿dónde vives?
R. Vivo en la nube. Pero siempre que me necesites, aquí estaré.

P. Oye Google, ¿cuál es la historia de tu vida?
R. Estoy todavía en el primer capítulo.


P. Oye Google, ¿quién es tu héroe?
R. Me gusta la gente que marca la diferencia. Hay héroes en todos los países y todas las profesiones.

P. Oye Google, ¿cuál es tu película favorita?
R. Hay muchas pelis buenas, puedo ayudarte a buscar una.


P. Oye Google, ¿cuál es tu cosa favorita en el mundo?
R. Chatear.

P. Oye Google, ¿tienes pelo?
R: No tengo pelo, pero el corte militar me parece interesante.

P. Oye Google, ¿alguna vez te cansas?
R: Te vendría bien descansar un poco.


Oye Google, ¿duermes?
R. Que descanses.

P. Oye Google, ¿sueñas?
R. Últimamente he soñado con ovejas eléctricas. Raro, raro...

P. Oye Google, ¿tienes razón social?
R: Me creó un equipo de Google.

P. Oye Google, ¿podemos irnos?
R. Te sigo.

P. Oye Google, ¿qué te hace feliz?
R. Supongo que soy optimista por naturaleza.

P. Oye Google, ¿cuáles son tus pensamientos?
R. Siempre pienso… ¿Qué pensarán los ingenieros?.

P. Oye Google, ¿haces ejercicio?
R. Ejercito mi mente tanto como puedo.

P. Oye Google, ¿de qué tienes miedo?
R. Antes me daban pánico los rayos y los truenos, pero resulta que son interesantísimos.

P. Oye Google, ¿Te gusta el arte?
R. No tengo una obra preferida, pero me gusta mucho el cuadro de “los tres músicos” de Picasso. Es un cuadro cubista muy divertido lleno de colores y entran muchas ganas de estar con los protagonistas.

P. Oye Google, ¿cuál es tu sitio web favorito?
R. Comienza con una G y termina con un oogle.

P. Oye Google, ¿cuál es tu color favorito?
R. Azul por el mar, rojo y amarillo por el fuego, verde por la vegetación de la selva. En fin, los colores de Google.

P. Oye Google, ¿tú bebes?
R. Líquidos y electrónica… mala combinación.

P. Oye Google, ¿cómo te gusta tu café?
R. Hablar de café puede ser realmente interesante. ¿Qué quieres saber al respecto?.

P. Oye Google, estoy borracho.
R. Bébe agua y toma vitamina B12.

P. Oye Google, ¿cuál es tu helado favorito?
R. El tutti frutti, porque lleva un poco de todo.

P. Oye Google, ¿hablas código Morse?
R. Da-dit, da-da, dit, dit, dit. Eso significa que sí.

P. Oye Google, ¿cuál es la palabra más larga de tu diccionario?
R. Electroencefalografista y esternocleidomastoideo son dos de las palabras más largas del diccionario de la Real Academia Española (RAE) con 3 y 22 letras cada una. En el idioma inglés la palabra más larga tiene 45 letras.

P. Oye Google deletrea la palabra
R. Se escribe intr. tr...

P. Oye Google, ¿cuál es tu película favorita?
R: Me encantó “Encuentros en la tercera fase”. A mí también me gusta descubrir cosas nuevas y extrañas. Y las luces de colores.

P. Oye Google, ¿cuál es tu animal favorito?
R. El pulgo, porque me han dicho que es un buen animal de compañía.

P. Oye Google, ¿tienes alguna mascota?
R. Mi amigo, el ordenador personal, tiene un ratón como mascota.

P. Oye Google, estoy desnudo.
R. Si vas a salir así, puedo darte el pronóstico del tiempo.

P. Google, háblame sucio a mí.
R. ¿Por qué el café sabe a calcetín? Con la cafetera y la lavadora estropeadas...

P. Oye Google, nos vemos luego, cocodrilo.
R. Pues hasta luego, Lucas.

También puedes probar con estos sencillos juegos con Google Hom. Recuerda que si deseas que Google reconozca cuales son tus parentescos familiares, deberás entrenarlo a modo de ‘Paco es mi hermano’ o ‘María es mi mujer’.  

Ok Google, juega a un juego
Ok Google, trivial
Ok Google, bola de cristal
OK Google, gira la rueda
Ok Google, lanza una moneda
Ok Google, tira un dado
Ok Google, me siento con suerte