Se trata de un paso más en las posibilidades de inmersión que ofrecen las tecnologías de realidad virtual existentes, y proporciona una experiencia nueva y única, capaz de trasladar al usuario al backstage de un desfile de moda de la marca francesa y verlo como si estuviera allí.

El nuevo casco ofrece una experiencia de realidad virtual en 3D plena, gracias a una pantalla de alta densidad (515ppp), lo que ofrece una resolución de imagen de 2k junto con un campo de visión cercano al 100 por cien. Este hito tecnológico en el terreno visual se complementa con un sonido holofónico, grabado en directo en 360º, gracias a un micrófono binaural que recrea perfectamente la sensación de sonido evolvente.

La intención de la casa francesa es transformar la relación de la marca con su audiencias, a través del retailtainment, abreviatura con la que se conoce a la tendencia de vincular la venta con el entretenimiento con el objetivo de convertir el acto de compra en un momento pleno de ocio.

Se espera que los cascos estén disponibles a partir del próximo mes de junio, en determinados puntos de venta Dior de todo el mundo.