Este chip de sobremesa, con hasta 12 núcleos de cálculo (4 CPU y 8 GPU), ofrece rendimiento premium y multitarea, y permitirá una experiencia de usuario inmersiva en ordenadores con Windows 10, al tiempo que facilita un camino sencillo para los fabricantes de PCa que buscan actualizar su hardware con gráficas de nivel discreto y un procesamiento más rápido. Su precio recomendado es de 137 dólares.

Según sus datos, proporciona un rendimiento superior, que se plasman en hasta un 48 por ciento de velocidades de cuadro en los juegos online más populares si se compara con otras soluciones más caras, y en más del triple de eficiencia con DirectX 12 que las soluciones de la competencia.

Además, entre otras ventajas, los jugadores pueden disfrutar del gaming en 1080p en algunos de los juegos más populares con los ajustes al máximo, y de características únicas como la Resolución de Pantalla Virtual (VSR) para mejorar la calidad de la imagen mientras se juega a resoluciones bajas.