Hace meses que no se habla de otra cosa que no sea el precio de la luz: por desgracia, el precio ha subido de una forma alarmante, afectando a millones de hogares en España. 

Ante la frustración que supone vivir en un sistema que permite el que se pueda jugar con los precios de bienes esenciales para vivir, no nos extraña que se intenten buscar formas de ahorrar en la factura de la luz. 

Es aquí donde entran los sistemas de calefacción inteligentes.

Un termostato inteligente puede hacer que la calefacción de tu casa sea más fácil y cómoda de controlar. Puede garantizar que siempre te despiertes y llegues a casa con las habitaciones calientes, y ayudarte a evitar el derroche de calor. Pero la gran pregunta es: ¿puede ayudarnos a ahorrar dinero? Y si es así, ¿cuánto dinero podríamos ahorrarnos en la factura de la luz con un termostato inteligente?

Hoy en día existen varios sistemas de calefacción inteligentes, entre los que destacan Hive, Honeywell, Nest, Tado y Drayton Wiser. 

¿Cuánto nos puede hacer ahorrar realmente la calefacción inteligente?

Como los sistemas varían, al igual que el tamaño de las casas y los hogares, es difícil obtener una estimación única. Pero mucha gente puede esperar ahorrar entre un 10 y un 20 % en la factura de calefacción de su hogar si instala un sistema de calefacción inteligente y utiliza sus funciones de ahorro de energía.

Algunas empresas de calefacción inteligente hacen afirmaciones más impresionantes. Por ejemplo, Tado afirma que ahorrará a los usuarios hasta un 31 % en sus facturas de calefacción. Pero este ahorro se calcula probablemente con respecto a un hogar que deja la calefacción encendida todo el tiempo y no utiliza actualmente ninguna medida de ahorro de energía.

Sin embargo, cuanto más calor se desperdicia en el uso diario, más dinero se puede ahorrar mejorando la eficiencia de la calefacción.

¿Cuánto cuesta un sistema de calefacción inteligente?

También hay que tener en cuenta el coste de la compra de un equipo doméstico inteligente y su instalación. Los sistemas domésticos inteligentes pueden costar desde 100 hasta más de 400 euros -más la instalación-, así que pasará algún tiempo antes de que recuperes los costes, por no hablar de que empieces a ahorrar dinero.

Aparte de los costes iniciales de instalación, hay que tener en cuenta los servicios de suscripción de pago. Algunos sistemas de calefacción inteligentes, como el de Tado, exigen que se suscriba a un servicio de suscripción para obtener todas las ventajas del producto, lo que podría acabar costándole más de lo que ahorra.

Si compras válvulas de radiador inteligentes, que son válvulas de radiador que puedes instalar tú mismo y que te permiten controlar tus radiadores a través de la aplicación, también tienes que tener en cuenta el coste de las pilas para hacerlas funcionar.

Entonces, ¿merecen la pena estos costes? He aquí algunas preguntas sobre la calefacción de su casa. Sus respuestas determinarán cuánto dinero puede ahorrar con un sistema inteligente.

Calefacción inteligente

¿Es dueño de su casa?

Como hay que invertir en calefacción inteligente, solo le va a merecer la pena económicamente si piensa vivir en la misma casa durante al menos los próximos dos años. Si eres un inquilino a corto plazo o estás pensando en mudarte en uno o dos años, instalar la calefacción inteligente sólo te costará dinero.

¿Dejas la calefacción encendida cuando no está en casa?

Los sistemas de calefacción inteligentes permiten programar fácilmente el encendido y el apagado de la calefacción, lo que es estupendo si su familia tiene una rutina regular. Pero si trabajas por turnos o tu familia entra y sale a horas irregulares, necesitarás algo más que una simple programación.

Nest está equipado con un sensor de movimiento y aprenderá tu horario y ajustará la calefacción en consecuencia.

Y lo que es aún más eficaz, Tado y Hive utilizan la tecnología de geolocalización para saber quién está en casa y ajustar la calefacción. Cuando el último miembro de tu familia salga, apagará la calefacción hasta que alguien vuelva a entrar.

Los controles inteligentes también te permitirán apagar la calefacción a distancia, desde tu teléfono, así que si tus planes cambian y vas a estar fuera más tarde de lo previsto, no tendrás que calentar una casa vacía.

Muchos sistemas de calefacción inteligentes también tienen una función de refuerzo. Si tu casa está fría, puedes pulsar el botón de refuerzo para encender la calefacción, pero se apagará sola una vez que alcance la temperatura fijada, así que no tendrás que acordarte de hacerlo.

¿Calientas habitaciones que no utilizas a menudo, o en momentos del día en que están vacías?

Si calientas el salón durante todo el día pero, en realidad, solo lo utilizas por la noche, un sistema multizona podría ayudarte a ahorrar dinero. La mayoría de los sistemas de calefacción inteligentes le proporcionan un termostato inteligente para colocar en una habitación y calentar toda la casa a la misma temperatura.

Un sistema multizona, como los de Drayton Wiser, Hive Active Heating 2 o Honeywell Evohome, le permitirá establecer diferentes horarios de calefacción para distintas habitaciones, de modo que estén calientes cuando las necesite y ahorren energía cuando no.

Si no quieres invertir en un sistema de calefacción inteligente completo, o si tu casa no está preparada para varias zonas, puedes comprar válvulas de radiador inteligentes individuales, que te permitirán controlar la calefacción de una sola habitación.

Sin embargo, como cuestan entre 50 y 60 euros cada una, tardarás mucho tiempo en recuperar su coste. Pero, como puedes llevártelas cuando te mudes, son una opción para los inquilinos y las personas que planean mudarse en un futuro próximo.

¿Alguna vez te dejas las ventanas abiertas por accidente?

Algunos sistemas de calefacción inteligentes, como Tado, detectan las ventanas abiertas y desconectan la calefacción si se dejan entreabiertas, para que no tengas que pagar por calentar el jardín.

¿Te encuentras bajando la calefacción en los días más templados?

Si te olvidas de tener en cuenta el tiempo al programar la calefacción, un sistema inteligente podría ayudarte.

Los sensores de temperatura y el acceso a Internet (para obtener información meteorológica local) hacen que algunos sistemas, como el Nest de tercera generación, puedan controlar el tiempo y tenerlo en cuenta en la programación de la calefacción. Así, si llega una ola de calor, no tendrás los radiadores funcionando a toda máquina cuando llegues a casa.

La mayoría de los sistemas también tienen modos de vacaciones que apagan todo cuando estás fuera, mientras que algunos también tienen una función que comprueba si la temperatura exterior es demasiado baja, y entonces enciende la calefacción para evitar que se congelen las tuberías y las facturas que conllevan.

¿Te olvidas de llevar la cuenta de la energía que consumes?

Una gran ventaja de utilizar un sistema inteligente es que puedes ver fácilmente cuánto estás gastando. Con los métodos tradicionales, se acumula una factura a ciegas y sólo se conoce la magnitud del gasto cuando llega la factura.

Los sistemas inteligentes te permiten ver un recuento constante de tu consumo, lo que facilita la elaboración del presupuesto. Puede ser la diferencia entre aumentar la calefacción en una noche fría o darse cuenta de que es mejor ponerse un jersey.

Encontrar un sistema de calefacción inteligente que te permita ahorrar dinero

Cuantas más preguntas haya respondido afirmativamente, más probabilidades tendrá de beneficiarse económicamente de un sistema de calefacción inteligente.

Pero si estás pensando en invertir en calefacción inteligente por motivos económicos, te sugerimos que sigas estos pasos:

  1. Investiga cuál es el mejor sistema de calefacción inteligente para ti. No compres un paquete cuya mejor función para ahorrar dinero sea la geolocalización si está en un hogar donde suele haber alguien en casa.
  2. Averigua si hay funciones gratuitas que puedas utilizar con tu configuración actual. Por ejemplo, los clientes de Bulb con un contador inteligente de segunda generación pueden obtener el servicio de control de energía SmartThings, de descarga gratuita, a través de la aplicación SmartThings (para Android y Apple), que ofrece a los usuarios información detallada en tiempo real sobre su consumo de energía. Esto le ayudará a controlar lo que está consumiendo y a ahorrar.
  3. Comprueba si el sistema de calefacción inteligente que estás considerando requiere una suscripción para desbloquear cualquier función de ahorro de dinero.
  4. Busca ofertas en productos para el hogar inteligentes. El Black Friday es un buen momento para comprar.
  5. Piensa en un sistema que puedas instalar tú mismo.
  6. Una vez que el sistema esté en funcionamiento, utiliza todas las funciones que puedas. Si no lo utilizas en todo su potencial, puede que no ahorres nada de dinero.

Para obtener más consejos sobre ahorro de energía, echa un vistazo a nuestros artículos sobre cómo ahorrar en la factura de la luz y cómo averiguar lo que cuesta el funcionamiento de tus electrodomésticos.

Artículo original publicado en inglés en nuestra web hermana TechAdvisor UK.