En el marco de SUMMIT 2001, Royo no ocultó el fatídico año por el que atraviesan las compañías de T.I. aunque matizó que "como ya anunciamos hace dos meses, BMC ha sido de las pocas empresas que han dado resultados favorables a pesar de la crisis". Sin embargo, Royo no ha podido ocultar que, efectivamente, en los últimos tiempos hay que hacer más con menos, con un control total de los costes. "BMC, al cotizar en Nasdaq, está obligada a aumentar el valor de la acción y, en muchas ocasiones, se imponen retos que difícilmente son alcanzables, objetivos que no son realistas", ha explicado Royo sobre el modelo de la compañía.

Fiel a la filosofía de BMC (asegurar la disponibilidad del negocio), Royo ha dicho que para el éxito final, se necesita que los tres niveles estén en perfectas condiciones, desde la infraestructura básica de los clientes hasta la optimización de negocio pasando por la gestión de servicios. Respecto a las PYMES, Royo ha dejado claro que también en este apartado hay mercado, "pero ofreciendo soluciones perfectamente aplicables, entre las que destaca Control-M, Control-D, con configuraciones y precios especiales; y toda la gama Patrol".

www.bmc.com