En concreto, el Foro NFC (Near-Field Communication) y el Grupo de Interés Especial Bluetooth anunciaron la semana pasada el inicio de una "relación oficial de colaboración", tras la firma de un memorando de entendimiento que promoverá una colaboración más estrecha.

Ambos grupos ya habían trabajado juntos el año pasado para crear una guía para desarrolladores, que permitía el pareado sencillo y seguro de ambas tecnologías. Y ahora han acordado renovar y mantener esa relación para impulsar conjuntamente la tecnología Bluetooth 4.0 y su especificación de baja potencia. Incluso, realizarán pruebas de interoperabilidad conjuntas NFC-Bluetooth.

NFC y Bluetooth son tecnologías complementarias, ya que las conexiones NFC deben realizarse con apenas una pulgada de distancia, mientras que la distancia Bluetooth puede rondar los 4 ó 5 metros.

A partir de ahora, los fabricantes de hardware podrán utilizar NFC junto al sistema de enlace simple y seguro de Bluetooth, para soportar el trasiego de la señal inalámbrica entre dispositivos, como auriculares inalámbricos, dispositivos sanitarios, smartphones y tecnología de coches o televisores.

Por ejemplo, el último smartphone Android de Samsung, el Galaxy S4, ya soporta S Beam, un sistema de transferencia de datos rápido entre ambos tipos de dispositivos. La transferencia de datos se arranca con una conexión NFC, a gran proximidad, y se completa sobre la conexión Bluetooth, más rápida. El software subyacente en Android se denomina Android Beam.

NFC se considera como tecnología muy segura, ya que requiere dos dispositivos NFC muy próximos para establecer la conexión. En la actualidad, hay unos 400 millones de dispositivos compatibles NFC y esta cifra se espera que alcance los 1.000 millones en 2016, según la directora ejecutiva del NFC Forum, Paula Hunter.

En cuanto a Bluetooth, cerca de 20.000 empresas pertenecen al SIG y ya se han comercializado cerca de 3.000 millones de dispositivos adaptados, cifra que podría alcanzar los 8.000 millones en 2016, según Chuck Sabin, director de gestión de productos Bluetooth del citado grupo.

Según vayan aumentando los productos encuadrados en la categoría “Internet de las Cosas”, los expertos esperan que Bluetooth vuelva a despegar agresivamente y pueda beneficiarse aún más de esta relación con su tecnología hermana, NFC.