La Asociación de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones, Asimelec, ha hecho público un informe técnico que afirma que el soporte estándar DVD-Vídeo está diseñado desde su fabricación con una serie de sistemas efectivos de protección anticopia, por lo que los consumidores no deberían pagar el canon que grava a este tipo de formatos, dicen.

El DVD-Vídeo dispone de unos códigos que determinan la zona a la cual pertenece la película, ya que los estrenos se hacen en distintas épocas alrededor del mundo. Además los lectores también tienen un código de la zona en la que se venden, lo que hace que no se puedan leer discos que no tengan el código correspondiente a esa misma región. Estos códigos son una parte del disco por lo que no se puede desbloquear ni, por lo tanto, copiar los discos.

Este formato cuenta además con sistemas efectivos de protección anticopia, concretamente siete según el estudio, que se han desarrollado para evitar copias digitales, analógicas y copias de copias. Por otra parte la capacidad de este formato puede alcanzar los 17 GB lo que supone un límite en la realización de plagios, ya que la capacidad es mayor que la que disponen los DVD-R virgenes y, además, una compresión del original ya no sería una verdadera duplicación, aseguran.

Según Asimelec este informe esclarece el vacío legal que existe con respecto a los nuevos soportes digitales que son tratados como iguales a los anteriores soportes analógicos por los cuales se hizo la Ley de Propiedad Intelectual. Por esta razón, la asociación reclama a los distintos grupos parlamentarios que tengan en consideración estas observaciones en el debate de reforma para actual proyecto de la Ley de Propiedad Intelectual.

Tel: 914 170 890

www.asimelec.es