Con la creación de este nuevo departamento el bufete Adarve pretende cubrir las necesidades de asesoría legal del sector de la televisión, el cine y las tecnologías multimedia. Esta nueva rama de especialización, según afirma Daniel Oliveros, director de este nuevo área, “pretende dar asesoramiento legal a los actores del mercado audiovisual”. Entre estos actores, Adarve destaca como agentes a proveedores y difusores de contenidos, partes que intervienen en producciones audiovisuales, como productoras, intérpretes, presentadores y guionistas. También incluye a distribuidoras, proveedores y creadores de aplicaciones y contenidos de carácter interactivo, tanto para PC como para televisión o para terminales móviles.

Esta rama está respaldada por el resto de profesionales del área de nuevas tecnologías, letrados expertos en derecho informático y tecnologías de la información, al igual que comercio electrónico, que aportan sus conocimientos y experiencia en cuestiones de propiedad intelectual, telecomunicaciones, derecho audiovisual, comercio electrónico y servicios de la sociedad de la información, así como protección de datos personales.

Daniel Oliveros ha afirmado que esta rama va a tener su enfoque principal en materias como los servicios de la sociedad de la información, protección de datos, derecho informático, telecomunicaciones y derecho específico de la televisión. Este último, según sus palabras “no se engloba en ninguna de las anteriores, y por tanto requiere un tratamiento especial”.

www.adarve.com