Ya es oficial: Netflix España ha vuelto a subir su precio de suscripción. La nueva tarifa se aplicará a partir de hoy a los nuevos suscriptores, mientras que a aquellos que ya sean clientes se les avisará por correo electrónico 30 días antes de que sea efectivo en su caso.

Este incremento no afecta a todos los planes. Mientras que el plan básico seguirá costando 7,99 € al mes, el plan estándar y el plan premium pasarán a costar 11,99 € y 15,99 € al mes respectivamente. Esto supone un aumento de 1 € y 2 €.

Los cambios en las tarifas se han aplicado también en otros países con euro, como Irlanda o Francia. La última vez que Netflix subió los precios en España fue en octubre de 2017, con exactamente el mismo aumento: un 9 % en la estándar y un 14 % en la premium.

Aunque esta medida afecta desde hoy a todos los suscriptores nuevos, estos deben saber que pueden aprovecharse del periodo de prueba gratis durante 30 días y decidir entonces si merece o no la pena suscribirse para disfrutar de las mejores series de Netflix.