Netflix continúa con sus pruebas para detener el uso compartido de contraseñas en sus cuentas, esas prácticas con las que diversos usuarios acceden a la plataforma usando una misma cuenta y contraseña para beneficiarse del precio. 

Estas pruebas se han estado realizando en varios países de Latinoamérica entre los que se encuentran Chile, Perú y Costa Rica. La plataforma ha puesto en marcha una función que incita a los usuarios a pagar una tarifa adicional si hay una cuenta de Netflix compartida.

Según informa la propia Netflix en su web, los miembros de estos planes Estándar y Premium pueden agregar subcuentas para hasta dos personas con las que no conviven, cada una con su propio perfil y recomendaciones personalizadas. 

El coste para estos miembros adicionales puede variar según el país, pero el coste es de alrededor de 2,99 dólares. En concreto, los precios extra están siendo de 2,380 pesos en Chile, 2,99 dólares en Costa Rica y 7,9 soles en Perú. 

Así pues, el coste para estos miembros adicionales es asequible pero parece que las medidas adoptadas no están llegando a buen puerto. Con un efecto contrario, los usuarios han comenzado a darse de baja al no poder compartir sus contraseñas como hacían hasta ahora. 

Según informa Rest of World, la publicación ha logrado hablar con más de una docena de suscriptores de Netflix en Perú, destacando que no fueron informados oficialmente por parte de la plataforma, sobre el nuevo cambio de política de la compañía. 

Las medidas han demostrado ser muy inconsistentes. Algunos usuarios pudieron ignorar la solicitud para agregar un nuevo usuario sin incurrir en ninguna multa, mientras que otros no recibieron la función y continuaron compartiendo la contraseña sin realizar ningún cambio. 

La compañía lleva tiempo persiguiendo este tipo de prácticas que podrían denominarse de piratería por el hecho de eludir las tarifas de la plataforma, pero por el momento, no está consiguiendo con éxito incitar a los clientes a que aprovechen las nuevas modalidades de suscripción. 

Este intento de limitar el uso compartido de contraseñas es algo que viene de largo. Netflix pronosticó una pérdida de dos millones de suscriptores a lo largo del segundo trimestre y, en consecuencia, canceló múltiples proyectos y realizó despidos en la empresa Netflix Tudum. 

La compañía afirma que siempre han facilitado que las personas que viven juntas puedan compartir su cuenta de Netflix, con características como perfiles separados y transmisiones múltiples en los planes Estándar y Premium. 

Pero lejos de la realidad, estos planes han creado cierta confusión sobre cuándo y cómo se pueden compartir en Netflix. Hace unos meses te contábamos el plan de suscripción con anuncios de Netflix como medida de salvación para la compañía.