La preciada consola PlayStation 5 de Sony sigue siendo muy demandada estos días por los usuarios, debido a la gran escasez que ha sufrido desde el momento de su lanzamiento. De hecho, son muchos los que continúan en listas de espera para poder hacerse con una. 

Si eres de los privilegiados que ya la tiene en su poder, a buen seguro que estarás disfrutando de títulos tan espectaculares como Horizon Forbidden West, con sus efectos de trazado de rayos a una calidad 4K y HDR sin precedentes con tasas de hasta 60 fps. 

En cualquier caso, para sacar el máximo partido a su potencial, conviene conectarla a una red wifi de casa de gran velocidad en la que no se produzcan retardos. Existen redes wifi domésticas que generan bandas de frecuencia de 2,4 y 5 GHz como una sola red, de manera que las velocidades son inferiores.

A continuación, te explicamos cómo asegurarte que conectas tu consola a la banda de frecuencia más rápida de 5 GHz, de forma predeterminada, que generalmente es la que tiene mayor potencia.

Si el router no está próximo a tu habitación o lugar donde tienes instalada la consola PS5, es probable que ésta se te haya conectado automáticamente a la banda de 2,4 GHz, pensada para poder abarcar señal en mayores distancias. 

La buena noticia es que existen trucos y formas de obligar a la PlayStation 5 a conectarse a la banda más rápida de 5 GHz. Sigue los pasos que te indicamos a continuación.

Cómo obligar a tu PS5 a conectarse a la banda de 5 GHz de tu wifi

  1. En tu PS5, dirígete al menú de ‘Configuración’.
  2. Selecciona la red.
  3. Accede a ‘Configurar conexión a Internet’.
  4. Espera a que finalice el escaneo inicial.
  5. Presiona el botón ‘Opciones’ en tu controlador para acceder al menú avanzado.
  6. Selecciona la banda de 5 GHz entre las mostradas por tu router.
  7. Desde la PlayStation, vuelve a buscar redes wifi en la banda de 5 GHz.
  8. Selecciona la red a la que deseas conectarte y completa la configuración como haces habitualmente.

Eso es todo. Ahora tu PlayStation 5 deberá conectarse automáticamente a la banda de 5 GHz de tu red wifi doméstica, lo que debería resultar en mejoras significativas de velocidad en comparación con la banda de los 2,4 GHz. 

Vale la pena señalar que Wifi de 5 GHz no transmite tan lejos como pueda hacerlo la otra banda de inferior frecuencia, por lo que si tienes problemas con la conectividad después del cambio, podría valer la pena volver a conectarte a la banda de 2,4 GHz en su lugar.

También puedes probar a utilizar los conocidos como repetidores Powerline dentro de nuestro ranking de los mejores PLC del año con los que mejorar la señal wifi y eliminar los puntos negros que puedas tener en tu hogar.