La tecnología de Yahoo se denomina DomainKeys, y está enfocada directamente a luchar contra la práctica de cambiar el encabezamiento de los mensajes que se envían como spam. Los spammers cambian el encabezamiento del mensaje por otro con un nombre de emisor distinto, para que el destinatario tenga más posibilidades de conocerlo y abrirlo. DomainKeys utiliza un sistema criptográfico público para confirmar si el emisor del mensaje está efectivamente autorizado y es real según el dominio que aparece en su encabezamiento. El mensaje de salida se “firma” digitalmente con una clave privada mientras el sistema receptor del correo utiliza el sistema criptográfico para validar la misma.

Las políticas de validación pueden implantarse en servidores de correo en el punto de recepción de los mensajes, y automatizarlo para aquellos mensajes que no pasen la prueba de validación. El sistema está basado en el protocolo DNS (Domain Name Server), lo cual le concede credibilidad para controlar quién está autorizado para enviar correos electrónicos utilizando su propio dominio a través de estas claves residentes en el dueño de ese dominio.

Ahora, el objetivo de Yahoo es extender esta tecnología entre el mayor número de servidores posibles, pero reconocen que conseguir un acuerdo entre un gran número de empresas que acepten este sistema será muy difícil. Para facilitar esta labor, Yahoo ha decidido abrir el código fuente de DomainKeys, lo cual podrá atraer a más socios, e incluso competidores. Por lo tanto, Yahoo no obtendrá beneficios con esta tecnología, aunque comenzará a implantarla en sus servicios de correo el año próximo.

www.yahoo.com