Se trata de un reloj que incorpora en su esfera luces de colores que se enciende advirtiendo de la entrada de una llamada en el teléfono móvil antes de que éste empiece a sonar.

Fabricado por la compañía española Fonerange, filial de la británica del mismo nombre, tiene un precio de 7.500 pesetas y se comercializa en diferentes colores. Según han señalado fuentes de la empresa, es el primero de una serie de dispositivos relacionados con la telefonía móvil y los relojes. Más información en el teléfono 94 453 52 02 o en [email protected]