Xerox ha venido a sumarse a los escándalos financieros que salpican últimamente la economía estadounidense, Enron y WorldCom. La compañía ha sido multada por la comisión de valores estadounidense (SEC) con 10 millones de dólares al descrubrir que Xerox había cometido errores en sus cuentas entre 1997 y 2000 por valor de 3.000 millones de dólares. En este sentido, The Wall Street Journal afirmaba que, de llevarse a cabo una auditoría que incluyese el año 2001, los resultados financieros de la compañía sufrirían un desfase de más de 6.000 millones frente a las cuentas presentadas por Xerox. Tras esta situación, Xerox debe rehacer sus cuentas y presentar los correspondientes informes a la SEC, una situación que reducirá los ingresos de la empresa en 1.400 millones de dólares, un 2%, situándose en 91 millones de dólares entre 1997 y 2001. La compañía manifestó su intención de presentar un informe a la SEC en breve, advirtiendo que los ajustes en sus libros provocarían una disminución de sus ingresos entre 1997 y 1999, y un incremento de las cifras de 2000 y 2001. La subsidiaria española de Xerox no ha hecho declaraciones al respecto.

www.xerox.com