En Estados Unidos, Xerox ha denunciado a U.S. Robotics por infringir los derechos de patentes. Xerox asegura que el ordenador de mano Pilot de U.S Robotics y su software Graffitti cuentan con un sistema de reconocimiento de escritura a mano similar al que fue desarrollado por Xerox en 1993.