Sony ha vuelto a actualizar sus perros robot Aibo con nuevas capacidades que les permiten comunicarse mejor con sus dueños. En esta ocasión la compañía ha decidido implantarles procesadores más veloces (576 MHz), más memoria (64 MB), altavoz polifónico de 64 bits para que los ladridos y gruñidos sean más reales y más luces que permitan a estas mascotas transmitir mejor sus “emociones”. Pero lo más importante es que ahora los Aibo incorporan un adaptador de red inalámbrica para que los usuarios puedan intercambiar datos con el robot, entre ellos las imágenes que perciba con los sensores de sus ojos (de 300.000 píxeles). También cuentan ahora con un hueso de plástico para jugar. Estarán a la venta desde este mes de octubre en Japón, Estados Unidos y Europa por un precio aproximado de 1.595 dólares (unos 1.475 euros).

Más información en www.aibo-europe.com.