En unas semanas Windows Live Hotmail abandonará la fase beta. El servicio incorporará una serie de mejoras con respecto al clásico y algo desfasado Hotmail. Según la compañía, para diseñar el nuevo servicio se han tenido en cuenta las sugerencias del medio millón de usuarios que utilizan la versión beta en España (unos veinte millones en torno al mundo).

El servicio dispone de una barra de seguridad organizada por colores para incrementar la protección: amarillo para remitentes desconocidos, verde para conocidos y rojo para los potencialmente peligrosos. Además, realiza un examen automático de los archivos adjuntos a los mails y dispone de filtros personalizados.

En un principio, Windows Live Hotmail ofrecerá una capacidad de almacenamiento inicial de 2 GB, que los responsables del servicio no descartan ampliar en un futuro en función de las necesidades de los usuarios. Con una interfaz y funcionamiento similares a los de Office Outlook, permite realizar búsquedas personalizadas en el cuerpo de los mensajes y en la Web, además de gestionar archivos multimedia. Windows Live Hotmail dispone de corrector ortográfico en el cuerpo del mail y función de reconocimiento de las direcciones de los contactos. Además, permite arrastrar y colocar los documentos e incorpora funciones mediante el botón derecho del ratón, como si trabajáramos con una aplicación de escritorio.

Windows Live Hotmail integra tecnologías como Ajax, que evitan tener que recargar la página por completo cada vez que realizamos una acción. Dispone de un panel de lectura configurable, con opciones vista rápida de los correos de remitentes conocidos y vista más segura para los correos de remitentes desconocidos. El servicio presenta asimismo integración con Windows Live Messenger.