Aunque algunas versiones anteriores de Windows ya ofrecían soporte a lectores de huellas dactilares a través de drivers y software de otras compañías, Microsoft mejorará la compatibilidad nativa en Windows 8.1 e incluirá opciones de seguridad que permitirán bloquear en acceso a archivos individuales con la huella. Este es uno de los anuncios realizados ayer por Microsoft con motivo de la celebración de su conferencia Tech-Ed.

Durante la presentación, Michael Niehaus, director de marketing de producto en Microsoft, señaló que, solo será necesario pasar un dedo sobre el lector para que Windows 8.1 autentifique que se trata del verdadero propietario de la cuenta o del archivo. Además, los usuarios también podrán comprar aplicaciones usando el lector de huellas dactilares o entrar en una determinada aplicación sin necesidad de escribir su nick y contraseña, para lo que ya está trabajando con varios fabricantes especializados en este campo. Microsoft también está trabajando con varios fabricantes de dispositivos para animarles a añadir lectores de huellas dactilares a los portátiles, tablets, teclados y ratones.

Noticias relacionadas:

- Los expertos en seguridad aplauden la actualización automática de las apps en Windows Blue

- Inteco muestra las bondades de la biometría como tecnología clave para la seguridad