Son dos propuestas de tecnología de comunicación inalámbrica de alta velocidad diferentes, pero ambas llevan ya un largo camino recorrido y ambas luchan por un mismo espectro y tipo de usuario. Cada una de ellas promete cuadruplicar la actual velocidad de conexión sin cables de la que disfrutan los usuarios en estos momentos. Y ambas luchan por ganar esta batalla.

Ambas propuestas se parecen en la manera en la que transmiten señales e, incluso, en la velocidad de sus redes. Las principales diferencias tienen más que ver con políticas determinadas y sobre la elección que cada operador hará de una y otra. Por eso, algunas voces aseguran que esta guerra recuerda a la protagonizada hace no mucho por Blu-ray y HD DVD.

En cualquier caso, esta hipotética y futura “guerra inalámbrica” no tiene por qué conllevar que una de las propuestas desaparezca, aunque los analistas consideran que LTEtendrá una tremenda ventaja sobre WiMaxen los próximos años, debido principalmente a que los operadores que trabajan sobre el estándar GSM (Global System for Mobile communications) son mayoría en todo el mundo, por lo que es bastante probable que utilicen LTE como manera de actualizar su red. GSM es, qué duda cabe, el estándar de comunicación móvil más popular.

Además, los analistas también consideran que LTEdominará el mercado a pesar de la reciente atención que ha generado el anuncio de los planes de futuro de una joint venture creada por Sprint Nextel y Clearwire. Unos planes que pasan por crear una red WiMax a lo largo de todo Estados Unidos y que se espera que de cobertura entre los 120 y los 140 millones de usuarios en este país a finales de 2010. También en este país otras dos operadoras (las mayores del país), AT&T y Verizon Wirless, poseen planes de adoptar LTE, con despliegues previstos para 2011 ó 2012.

Así las cosas, algunos analistas consideran que WiMax y LTE son directamente comparables en términos de lo que se puede hacer con ambas propuestas, aunque se insiste en que es bastante probable que LTE tenga una ventaja mundial sobre WiMax a largo plazo, al verse L TE como la actualización natural de GSM. Sin embargo, desde la consultora The Farpoint Group advierten que esto no significa que WiMax muera de éxito o no sobreviva.

Según Gartner, las redes GSM serán el 89 por ciento de todo el mercado mundial en 2011. Y aunque esta misma consultora atribuye a WiMax la esperanza de las redes 4G (de cuarta generación), entiende que LTE será el estándar dominante.

Quiénes juegan

Pero, además de las operadoras, también hay otros implicados en el éxito o no de cada una de estas propuestas de redes móviles: desde los propios fabricantes hasta los grupos de estándares.

Y, hasta ahora, no se puede decir que LTE sea un estándar puro y duro. Sin embargo, no es menos cierto que su estatus como tal puede ser ratificado a finales de este mismo año por un grupo de fabricantes que se denomina a sí mismo como 3GPP (Third Generation Partnership Project). De momento, además, LTE está en fase de pruebas en Estados Unidos, Europa y China, aunque no se sabe con exactitud cuáles son las localizaciones en las que se están desarrollando estas pruebas ni otros detalles sobre las mismas.

Por su parte, el IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers) seleccionó 802.16e como su estándar WiMax Movil (que añade ventajas frente a la versión “fija” de WiMax) a finales de 2005. Una propuesta que está siendo adoptada por algunas operadoras en Estados Unidos (como la mencionada Sprint), mientras que en otros países, como España, aún se tienen que determinar, por parte del gobierno, quiénes tendrán la licencia de uso en determinados espectros y bandas. Algo que, según algunos implicados en el desarrollo de WiMax, está frenando el desarrollo de esta tecnología en nuestro país y, con ello, el despliegue de servicios y ofertas.

Mientras, un grupo denominado WiMax Forum, compuesto por más de 500 fabricantes y otras compañías, se ha establecido a sí mismo como la autoridad para certificar la compatibilidad WiMax de los productos. En abril, comunicó la certificación de ocho productos WiMax para su utilización en la banda de los 2,3 GHz, mientras que está previsto que aquellos que trabajan en la frecuencia de los 2,5 GHz estarán certificados a finales de este año.

En lo que respecta a los fabricantes de infraestructura, Intel es quizá el mejor exponente de empresa que apuesta por WiMax. De hecho, se calcula que su inversión asciende a miles de millones de dólares en investigación, que han dado como resultado chipsets con este estándar así como prototipos de nuevos productos de dispositivos de acceso a internet, como los MID. Ejemplos de fabricantes que se han sumado a estas propuestas son variadas, aunque también es cierto que algunos de ellos, como puede ser Motorola, no se han casado en exclusividad con esta propuesta y también trabajan en el desarrollo de productos compatibles con LTE.

Puede leer este artículo completo a través de laedición en Zinio de nuestra revista.