Durante su ponencia, el presidente de Microsoft adelantó que las dos próximas versiones del sistema operativo Windows incluirán partes del marco de trabajo de .Net, un proceso que supone el inicio de los planes de la compañía para convertir su software de servidor y sus aplicaciones en un conjunto de servicios informáticos online. En concreto, Gates anunció que la próxima versión de Windows, Whistler, estará disponible a mediados de 2001 e incluirá capacidades de autenticación web y otras características .Net. Por su parte, Blackhawk, la versión posterior a Whistler, incluirá cambios más profundos en la interfaz de usuario, así como un conjunto de agentes que filtrarán los cambios a las aplicaciones.

“Actualmente tenemos el mundo de las aplicaciones y el mundo de los sitios web, y pensamos en ellos como dos mundos separados”, comentó Gates. “Con .Net se convertirán en uno solo. Algunos sitios web serán mejores aplicaciones que otros, pero esencialmente todo lo que era una aplicación se convertirá en un sitio web”.

Microsoft está anunciando .Net como un vehículo para que los desarrolladores de software creen servicios web basados en Windows para múltiples sistemas con la tecnología XML como base. Este marco de trabajo pretende incluir una interfaz de usuario modernizada y una capa de middleware que utilizará los recursos informáticos de clientes y servidores.

Gates aprovechó su intervención en la conferencia para anunciar la disponibilidad de Internet Explorer 5.5, que incluye mejoras en velocidad, características de usuario e interactividad.

www.microsoft.es