La tarjeta, que permite alcanzar velocidades de hasta 384 Kbps, permite conectarse a telefonía móvil de generación 3G en entorno dual, de forma que si no existe cobertura para red UMTS, la tarjeta elige por defecto la red GPRS. Este servicio permitirá la conexión de usuarios corporativos a Internet, intranets, y el acceso al correo electrónico.

La tarjeta Vodafone Remote Access UMTS y GPRS permite alcanzar una velocidad de 384 Kbps, y disponer de movilidad en servicios avanzados como videoconferencia y videotelefonía. La versión comercial del producto llegará en abril de 2004, según Vodafone.

Vodafone Remote Access consta de la tarjeta PCMCIA que se introduce en el portátil y funciona como un módem GPRS, el software de instalación y control, que instala un Panel de Control para acceder a la gestión de la herramienta, y una tarjeta SIM de datos activada con un plan de precios específico para el uso de la solución, a 1 euro por MB, y se cobra por volumen de datos utilizados.

Esta solución de conectividad se complementa con una versión de Palm Tungsten W, que incluye una interfaz de navegación personalizada para el acceso bajo la red Vodafone GPRS/UMTS, y el dispositivo Vodafone Blackberry, un producto que permite acceder al correo electrónico y utilizarlo como terminal de bolsillo GSM/GPRS con aplicaciones de oficina, funciones de gestión y redireccionamiento de correo, acceso a intranets corporativas, y compatibilidad con la plataforma Java2ME.

www.vodafone.es