La compañía de líneas aéreas Virgin comenzará a ofrecer acceso (limitado) a Internet y correo electrónico en sus vuelos para finales de año. Los pasajeros podrán acceder a la Red a través de unas pantallas de televisión situadas en la parte trasera de los asientos. A diferencia de otras líneas aéreas, Virgin permitirá disfrutar a todos los pasajeros de este servicio, no sólo a los que viajen en primera clase o business. Para poner este servicio en marcha Virgin ha firmado un contrato con Tenzing Communications, con sede en Seattle, que utiliza los sistemas de comunicación vía satélite de los aviones para conectar con las redes terrestres a través de un servidor proxy situado en la propia nave. Este servidor guardará en su memoria caché populares sitios web y actualizará estos sitios web periódicamente durante el vuelo.

Los Boeing 747-400 serán los primeros en ofrecer este servicio, que Virgin prevé haber instalado en 32 aviones para finales de año.