La aplicación lanzada por Cisco y FastWeb permite a los usuarios de teléfono ver en su pantalla de televisión al interlocutor que se encuentra al otro extremo de la línea. Este servicio está disponible para los clientes residenciales de FastWeb en Milán, Roma, Génova, Turín, Nápoles y Bolonia que tengan acceso a la red de fibra óptica de Fastweb.

Este servicio se basa en el despliegue de una solución tecnológica que combina el uso a gran escala de fibra óptica, soportando un ancho de banda prácticamente ilimitado, con Protocolo Internet (IP), el protocolo de comunicación universal para la gestión integrada de grandes volúmenes de tráfico de voz, datos y vídeo.

Para utilizar el servicio de videocomunicación basado en TV, los suscriptores necesitan un televisor, un teléfono de tonos, preferiblemente inalámbrico, y una cámara de vídeo TVcam FastWeb situada cerca del televisor. Para realizar la llamada de vídeo, el usuario debe pulsar la tecla de asterisco antes de teclear el número de teléfono. La cámara TVcam emite entonces una señal acústica y cuando la persona coge el teléfono comienza una conversación telefónica normal, con la particularidad de que si el que recibe la llamada pulsa también la tecla de asterisco, ambos interlocutores podrán verse a través de la televisión mientras hablan. Incluso existe una opción para que el que recibe la llamada pueda ver quien le llama sin ser visto.

Este tipo de llamadas pueden realizarse también fuera de la red FastWeb, a PC con cámaras WebCam, mediante teléfonos de vídeo o con estaciones de videoconferencias ISDN.

www.cisco.com