La administración de Donald Trump ha extendido la orden ejecutiva que prohíbe a las compañías estadounidenses trabajar con las empresas de telecomunicación chinas Huawei y ZTE por un año más, hasta mayo de 2021.

Esto es lo que ha informado Reuters sobre la orden ejecutiva que fue firmada inicialmente en mayo de 2019. Es cierto que no se nombran específicas compañías, pero está bastante claro que estas dos son las más afectadas por la decisión.

La orden de mayo de 2019 se enmarca dentro de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, que el gobierno estadounidense impuso al considerar que usar equipamiento de Huawei o ZTE ponía en riesgo la seguridad nacional.

Dejando a un lado las implicaciones políticas de la guerra comercial entre Estados Unidos y la China, este veto ha afectado considerablemente al sector de telefonía móvil y parece que ni una pandemia como la actual ha podido evitarlo.

Todos los nuevos terminales de Huawei lanzados después de mayo de 2019 no son compatibles con los servicios de Google, y lógicamente esto ha afectado sus ventas en Europa. En cambio no ha sido así en China, donde la presencia de Google es nula.

Pese a que el veto entró en vigor hace un año, el Departamento de Comercio de Estados Unidos ha emitido varias prórrogas que le han permitido a Huawei seguir haciendo negocio, como por ejemplo las actualizaciones de software de Google para hardware previo a mayo de 2019.

La prórroga actual termina el próximo 15 de mayo de 2020 y se desconoce si desde el gobierno estadounidense decidirán dar otra. En cualquier caso, lo que parece seguro es que Huawei no podrá lanzar un smartphone con las apps de Google hasta, como mínimo, mayo de 2021.

Es por esto que es prácticamente seguro que la compañía china seguirá trabajando para desarrollar sus propios Servicios Móviles de Huawei y su tienda de aplicaciones AppGallery, en la que poco a poco van incorporando nuevas apps.

Con el tiempo, esto podría significar que Huawei consigue establecer un tercer ecosistema móvil al lado de Google y Apple. Los móviles de Huawei siguen utilizando Android, pero no pueden usar la Play Store para las apps ni cualquier otro software de Google.