Las bombillas de LED están resultando ser un nuevo mercado en el que todos los fabricantes de tecnología quieren estar presentes. Hace un año fue Glacialtech quién dio el paso de fabricar accesorios de modding a crear una división exclusiva de iluminación LED (Glaciallight). Más recientemente, Toshiba siguió sus pasos presentando su propia gama de bombillas LED, y ahora le llega el turno a Verbatim, que ha aprovechado la feria IFA, de electrónica de consumo, para mostrar sus primeras bombillas.

La iluminación con LED es el futuro de las bombillas domésticas, pues con esta tecnología se consiguen los menores consumos posibles actualmente y con la mayor vida útil. Incluso las denominadas "bombillas de bajo consumo" se convierten en derrochadoras al compararlas con las bombillas a base de LED.

Verbatim ha iniciado su andadura en este campo diseñando siete modelos que son compatibles con los casquillas tradicionales, tanto de rosca (E27, E14 y R63) como de bayoneta (MR16 y PAR16). Las bombillas se fabrican con potencias de cuatro a 10 vatios y proporcionan un flujo luminoso de 90 a 500 lúmenes, por lo que pueden sustituir a bombillas convencionales de 15 a 40W, ahorrando hasta el 80% de la energía. Además, todas admiten regulación de la intensidad.

Dependiendo del modelo proporcionan una temperatura de color de 2700 o 2800 Kelvin (blanco cálido) y tienen una esperanza de vida de 35.000 horas, excepto la bombilla vela modelo E14 que es de 25.000 horas.

Además de las ventajas de ahorro energético y durabilidad, la tecnología LED no utiliza componentes químicos tóxicos como los usados en las lámparas de fluorescencia y no produce radiación infrarroja o ultra violeta.