Aunque parezca extraño, los móviles cada vez ofrecen mayores prestaciones y Samsung ha querido ir más allá y ha diseñado el SCH-M220 el primer móvil que funciona como un televisor. Representa, según sus inventores, la convergencia de la tecnología de la telefonía móvil en miniatura y la de recepción televisiva. Incorpora un antena de alta calidad, así como una batería capaz de abastecer tanto al televisor, como a la pantalla TFT-LCD que utiliza para las funciones televisivas. El botón para controlar el televisor está encima del teclado numérico del teléfono y sólo con presionarlo se ve la tele. Si entra una llamada, el aparato cambia automáticamente a modo teléfono. Más información en 932 616 700.