Dentro de este apartado se incluyen programas que contribuyen a mejorar el trabajo del usuario y que abarcan tareas muy diferentes.

Con el nombre genérico de utilidades se designan una serie de programas cuyo objetivo final es aumentar la productividad del usuario y rellenar los huecos que deja el sistema operativo. No se trata de aplicaciones de propósito general, sino de herramientas que intentar facilitar el trabajo diario del usuario. Pero esta definición de utilidades cubre un espectro muy grande de programas, desde aquellos que intentan mejorar la interfaz del sistema (Dashboard 95 o Norton Navigator) hasta los que incluyen programas de gestión de disco (Norton Utilities), pasando por programas antivirus (Norton AntiVirus), herramientas de desinstalación (Quarterdeck CleanSweep), utilidades de control remoto (LapLink) o, simplemente, conjuntos heterogéneos de programas de diversos tipos (Microsoft Plus!).

CleanSweep 95

La compañía Quarterdeck, creadora del famoso QEMM, se introduce en el mercado de Windows 95 de la mano de CleanSweep 95, un programa desinstalador que le permitirá eliminar programas y ficheros no usados (su precio final son 14.848 pesetas). Aunque Windows 95 incorpora una herramienta de instalación y desinstalación, en realidad no existe dicha herramienta, sino simplemente una rutina que se encarga de ejecutar el programa de instalación y desinstalación que debe incluir el propio programa. Por tanto, Microsoft ha dejado en manos de los desarrolladores todas las cuestiones de instalación y desinstalación. Para los usuarios, especialmente para aquellos que se actualizaron manteniendo sus aplicaciones de Windows 3.1, el resultado de todo esto es que Windows 95 no se encarga de borrar toda la posible basura que existiera en Windows 3.1 y que no es capaz de desinstalar las aplicaciones Windows 3.1.

CleanSweep pretende cubrir este grave defecto, ofreciendo al usuario una herramienta que no sólo desinstala aplicaciones de 16 bits (Windows 3.1) y 32 bits (Windows 95), sino que ofrece otras muchas características. Por ejemplo, es capaz de encontrar y eliminar librerías DLL y fuentes duplicadas, así como ficheros no utilizados. El objetivo de todas estas funciones es dejar un sistema limpio en el que no se gastan recursos (ni espacio en disco) con ficheros repetidos, huérfanos o nunca utilizados.

En lo que se refiere a los programas instalados, ya sean para Windows 3.1 o Windows 95, es posible desinstalarlos, moverlos a una unidad o directorio diferente, replicarlos en otro ordenador, copiarlos en disquetes o comprimirlos en el disco duro para su uso posterior. En todas estas acciones siempre se reproducen las acciones correspondientes a un programa que se han reconocido, pero las que no se han podido reconocer pueden impedir que el programa funcione correctamente. Esto será muy improbable en el caso de las aplicaciones de 32 bits, pero puede sucede con las antiguas aplicaciones para Windows 3.1.

Existen herramientas para encontrar ficheros duplicados, librerías DLL redundantes o superadas por una versión posterior, y para construir una lista de los ficheros menos utilizados. También puede buscar ficheros huérfanos, es decir, ficheros con cero bytes, tipos de ficheros asociados con programas que ya no existen, grupos vacíos, ficheros INI sin programa asociado, etc.

Se incorpora también una herramienta muy útil que muestra la estructura de carpetas, subcarpetas y ficheros indicando el tamaño de cada elemento y el porcentaje que ocupa en el disco respecto al total. De esta forma, puede averiguar rápidamente cuáles son las carpetas que consumen todo el espacio de su disco duro y, si es oportuno, proceder a su eliminación.

CleanSweep no sólo reconoce programas instalados anteriormente, sino que puede activar un módulo residente que se queda activo controlando los cambios que realiza un programa durante su instalación, siendo posible luego restaurar tales actos para desinstalar el programa y regresar a la situación anterior.

Si usted es un usuario que instaló Windows 95 manteniendo todos los programas que ya tenía para Windows 3.1, CleanSweep es una herramienta recomendable, que seguramente le hará ganar mucho espacio libre en el disco duro y, al disminuir los recursos utilizados por Windows 95, usted notará un incremento general en la velocidad de todas las acciones. Sin embargo, resulta obligatorio señalar que no se trata de una herramienta totalmente automática y que necesita una cierta supervisión (lo cual implica cierto conocimiento) por parte del usuario, especialmente en las aplicaciones para Windows 3.1.

En el CD-ROM de regalo de este mes se incluye una versión demo completamente funcional que no borra realmente los programas. El soporte al cliente de Quarterdeck en España es 900 99-44-85 y el soporte tècnico es 900 99-44-83.

Dashboard 95

Starfish, la nueva compañía de Philippe Kahn, ha sido de las primeras en lanzar su productos para Windows 95, comenzando por Dashboard 95, una utilidad de carácter general que mejora la organización de los elementos del escritorio e incluye interesantes características. Como en versiones anteriores, Dashboard 95 sigue respetando su filosofía de trabajo. Al ejecutarse se activa una ventana en forma de barra de tareas de gran tamaño cuyo contenido son distintos paneles y controles que muestran información. La barra de trabajo es el único elemento del programa y a través de ella se muestran y se activan todas las opciones (mire la figura adjunta en la que se puede ver la barra de Dashboard 95 con todos sus paneles activados).

Lógicamente, la idoneidad del programa residirá en la mayor o menor calidad y utilidad de los paneles que se pueden activar. Y los hay para todos los gustos. El más importante es Quick Launch, que permite crear grupos de programas para ejecutarlos con comodidad. Todos los grupos aparecen en la parte inferior de la barra de Dashboard como diferentes pestañas (fichas) y al activarse cada pestaña se muestran los iconos que contiene (que se pueden ver a tamaño pequeño o grande). Al hacer un clic sobre el icono, se ejecuta de forma automática el programa. Existen dos grupos predefinidos en Quick Launch que corresponden al contenido del escritorio y al contenido del menú Documentos de Windows 95. Es muy sencillo crear un grupo nuevo y para crear elementos en cada grupo basta arrastrar el icono al grupo.

El panel Programas es similar a Quick Launch, pero en esta ocasión las pestañas o fichas se sitúan en la parte superior de la ventana de Dashboard y representan cada uno de los grupos que aparecen dentro del menú Inicio, opción Programas. Su principal función es servir como guía para los usuarios que vienen de Windows 3.1 y están acostumbrados a buscar sus programas a través de los grupos. Además, recuerde que al instalar un nuevo programa en Windows 95 se crea una entrada dentro de IniciolProgramas. Sin embargo, los usuarios organizados preferirán traspasar estos programas a la organización más lógica que utiliza Quick Launch y desactivar el panel Programas.

El panel WinTools se representa como una pequeña franja con cuatro iconos y permite activar herramientas de Windows 95 de uso frecuente. Sólo es posible activar un máximo de cuatro herramientas y sólo eligiendo entre las ya predefinidas. Puesto que se trata de opciones que el usuario utilizará con frecuencia (Buscar, Explorador, Panel de Control, Impresoras, Mi PC, Entorno de red, etc.) resulta muy útil.

El panel de Recursos está formado por varias secciones. Algunas de ellas se pueden ver directamente en la barra de Dashboard 95 (por ejemplo, la memoria y recursos libres, los threads que están en ejecución, las máquinas virtuales activas o el espacio libre y usado en las unidades de disco). Pero otras tienen que activarse a través del menú contextual del panel Recursos (por ej