La posibilidad de hacer llamadas a través de Internet está revolucionando el mundo de las comunicaciones telefónicas (mira nuestro tema de Portada, pág. 52). Pero para los que no quieren complicarse la vida la compañía Televolution ha presentado en CES un dispositivo que convierte cualquier teléfono fijo convencional en un teléfono IP. Por supuesto, hay que tener conexión de banda ancha, pero no hace falta ordenador ni pagar ningún tipo de cuota, ni realizar ningún tipo de activación. Con PhoneGnome sólo es necesario conectar el teléfono al aparato y éste a su vez a la toma de la línea. El dispositivo se encarga de direccionar las llamadas sin que los usuarios tengan que decidir si el destinatario tiene el ordenador encendido, si es un número fijo o móvil. Si se puede, la llamada se encamina por Internet, y si no, por teléfono convencional. ¿El precio? 119 dólares (unos 99 euros) por un aparato y 199 por dos. Se pueden comprar en www.phonegnome.com/store/store.html.