Muchos usuarios de PlayStation 3 están más que orgullosos de formar parte del proyecto [email protected], que les permite “donar” parte de la capacidad de procesamiento de sus consolas a una iniciativa de informática grid para combatir enfermedades. Sin embargo, seguramente no les haga tanta gracia las últimas noticias que vienen de Tokio. Tal es el éxito de [email protected] (el CTO de Sony Computer Entertainment, Masa Chatani asegura que suele haber cerca de 12.000 usuarios siempre conectados), que algunas empresas ya se han mostrado interesadas en aprovechar esta iniciativa en su propio beneficio.

El problema, por supuesto, es que una cosa es pedir a la gente que done parte de su capacidad de procesamiento para apoyar un proyecto universitario que ayude a la gente con cáncer o Alzheimer (que levante la mano quien no conozca a alguien afectado por alguna de estas enfermedades) y otra ayudar a una empresa a aumentar sus ingresos.

De hecho, Chatani reconoce que la gente se mostrará reticente a dejar a las compañías utilizar sus PS3 de forma gratuita, así que menciona la posibilidad de ofrecer incentivos como productos gratuitos a cambio de capacidad de procesamiento. De momento, seguro que los “productos gratuitos” irán en la línea de MP3 baratitos, así que no pienses en flamantes sistemas de sonido a cambio de tus horas frente a la consola. Todo apunta, sin embargo, a que cuando las compañías descubran que puedan utilizar la capacidad de consolas y ordenadores de sobremesa para sus propios fines, estaremos ante una práctica común de intercambio entre empresas y usuarios.