Internet ha proporcionado a los pederastas “el vehículo adecuado para dar rienda suelta a sus tendencias, dada la facilidad de acceso a los jóvenes y el anonimato que brinda la Red”. Esto es lo que opina Peter Collins, psiquiatra canadiense experto en Internet, que participó el pasado mes de mayo en las XVII Jornadas del Grupo de Interpol especializado en delitos de menores, celebradas en Palma de Mallorca.

Según este experto, uno de cada cinco niños que utiliza los chats habitualmente ha sido molestado por algún pederasta. Mediante engaños, los pederastas tratan de concretar algún tipo de cita con el menor. Aunque Collins no cree que la Red haya incrementado la pedofilia, sí considera que ha facilitado su tendencia, “ya que antes los pederastas necesitaban años para formar una colección de fotos de menores, que ahora consiguen en poco tiempo”.

Por otra parte, el presidente de Interpol, Jesús Espigares, manifestó que la Policía y la Guardia Civil están preparadas para combatir las redes de pedófilos y pornografía infantil en Internet.