La apuesta de la Generalitat de Cataluña por la conjunción de universidad y tecnología es evidente. Aumento de la conectividad de la Anella Científica, creación de un portal editorial, desarrollo de la plataforma Intercampus para cursar virtualmente asignaturas y puesta en línea de las tesis doctorales son los primeros resultados del proyecto Universidad Digital. El plan se orienta a crear un marco de colaboración que permita el despliegue progresivo de iniciativas relacionadas con las TIC en las universidades catalanas.

El proyecto, que se inició en 1999, cuenta con la participación de todas las universidades públicas catalanas, la UOC, el Centro de Supercomputación de Cataluña (Cesca) y el Consorcio de Bibliotecas de Cataluña (CBUC). Durante esta primera fase, que ha contado con una inversión de 100 millones de pesetas provenientes en un 75% del Departamento de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información (Dursi), se ha trabajado en cuatro iniciativas. Intercampus pone en Internet 32 asignaturas de libre elección (www.catcampus.org). En el primer semestre del curso 200-2001 se han matriculado en alguna materia 321 alumnos. Según el consejero del Dursi, Andreu Mas Colell, "se aspira a la integración de las plataformas administrativas universitarias, lo que supone un gran esfuerzo de coordinación". También se pretende conseguir la "elaboración de materiales conjuntos por parte de los miembros de esta plataforma", señala Monserrat Llinés, vicerrectora de TIC de la Universidad Autónoma de Barcelona.