Después de algo más de cinco años en el mercado, los Tablet PC no han conseguido hacerse con la cuota de mercado que los analistas esperaban. Muy lejos de las predicciones que apuntaban a que en la actualidad se venderían masivamente, estos ordenadores portátiles han demostrado su versatilidad, pero también han dejado notar sus fallos. Microsoft, en su empeño por conseguir que los Tablet PC se extiendan aún más, ha introducido en Windows Vista una larga serie de mejoras que eliminan radicalmente los errores que la mayoría de usuarios señalaban. Es una nueva generación y una nueva oportunidad para los Tablet PC.

El concepto de Tablet PC introdujo una nueva manera de trabajar en aquellas labores que implicaban el uso de un ordenador de forma móvil. Diferentes actividades profesionales requieren el uso constante de un ordenador en el exterior o lejos de enchufes y cables de red, y los portátiles convencionales o PDA no ofrecen la comodidad y las funcionalidades necesarias.

El Tablet PC se introdujo como un único equipo totalmente adaptado al trabajo “sobre la marcha”, fuera de los despachos y las oficinas. Por ello, ha centrado su gestión y control en la comodidad, en el uso con una sola mano y en ofrecer pantalla táctil y reconocimiento de escritura manual para eliminar el uso del teclado y del ratón. Una tarea inviable a la hora de trabajar de pie, con el ordenador apoyado en un brazo.

Sin embargo, la apuesta de los Tablet PC por parte de la mayoría de los fabricantes no ha acabado de despegar en el mercado. En 2002, Bill Gates predijo que la mayoría de los ordenadores que se venderían desde entonces serían Tablet PC y que se llegaría a la cifra de un millón para finales de 2003. Sin embargo, esta cifra se ha alcanzado recientemente, al finalizar 2006, y hoy en día su número sigue siendo sólo una pequeña fracción del mercado, rondando el dos por ciento de todos los ordenadores portátiles que se venden. Además, lejos de situarse como un producto para el mercado de consumo, su utilización se ha limitado a sectores verticales, como personal médico, ingenieros de obras, técnicos de almacén o inmobiliarias y transporte.

Un nuevo mundo de ventajas

Las ventajas reconocidas en un Tablet PC inciden en la posibilidad de escribir de forma manual sobre una pantalla táctil, incorporando todas las aplicaciones y funcionalidades de cualquier ordenador portátil. Además, la instalación de Windows Vista en los nuevos modelos, supone una actualización importante con respecto a las prestaciones concretas de las características como Tablet PC.

Estos equipos incorporan toda la potencia, posibilidades de conexión inalámbricas y capacidad de cualquier otro avanzado ordenador portátil, incluso superando a muchos equipos de sobremesa. De este modo, se convierten en el híbrido ideal para los profesionales en cuya labor diaria es necesario un equipo que funcione en cualquier lugar apoyado sobre un brazo, aquéllos que necesitan combinar a partes iguales un ordenador y la comodidad y rapidez del papel y el lápiz.

Haciendo un ejercicio de reducción, un Tablet PC no es más que un ordenador portátil con una pantalla táctil que ofrece grandes posibilidades de conexiones inalámbricas. Su demanda en el mercado, actualmente, viene de parte de aquellos sectores en los que los trabajadores necesitan trabajar con equipos portátiles a la vez que se desplazan. Un portátil convencional generalmente requiere para su utilización que el usuario se encuentre sentado y disponga de las dos manos para la introducción de datos.

Sin embargo, un Tablet PC añade la capacidad de poder trabajar de pie, sujetando el equipo sobre uno de los brazos y escribiendo con la mano que queda libre. Aunque parece un detalle nimio, esta capacidad resulta fundamental en muchas labores: arquitectos o ingenieros en obras de construcción, controladores de almacén, médicos en hospitales, conductores de reparto, entre otras. Como curiosidad, estos dispositivos se han vuelto muy populares entre los técnicos deportivos, que pueden señalar las jugadas al equipo directamente en el campo o seguir las estadísticas de los encuentros, como si de una pizarra se tratase. Todas estas tareas obligan a que los Tablet PC tengan que ser necesariamente ligeros y compactos para resultar verdaderamente portátiles y cómodos de utilizar en las diferentes situaciones.

Diferentes opciones para todo tipo de profesionales

Considerando como Tablet PC a todos aquellos ordenadores portátiles que integran Windows (aunque existe algún modelo con Linux) y una pantalla táctil, podemos definir al menos tres categorías entre ellos. Por un lado, se encuentran aquellos dispositivos que consideraríamos “puros”; es decir, Tablet PC con una pantalla táctil, pero que no incorporan el clásico teclado ni el touchpad del ratón. Se trata de equipos desarrollados en un solo bloque, en formato “pizarra” y que no incorporan pantalla giratoria, introduciendo los datos únicamente a través de la pantalla táctil.

Por otra parte, los más populares en nuestro país son aquellos que los fabricantes han clasificado como “convertibles”. Tablet PC con pantallas giratorias, que incorpora un completo teclado y un touchpad, como cualquier otro ordenador portátil. De este modo, los modelos que forman parte de esta segunda categoría de Tablet PC pueden ser utilizados también como ordenadores portátiles convencionales.

Finalmente, en la actualidad podríamos introducir una tercera categoría de Tablet PC debido a la aparición de los UMPC (Ultra Mobile Personal Computer). Surgidos a partir del proyecto Origami de Microsoft, Intel y Samsung, estos equipos ofrecen pantallas táctiles, incorporando también un completo teclado QWERTY algunos modelos concretos, como el de Sony. El valor añadido que incorporan estos nuevos Tablet PC, más allá de su reducido tamaño (pantallas de 7 pulgadas), son las posibilidades de comunicación y conectividad añadidas.

Mejoras en la pantalla táctil y el puntero

Con el uso de Windows Vista ya hemos podido confirmar cuáles son las principales novedades que ofrece el sistema para mejorar las funcionalidades de los Tablet PC, sobre todo en lo referente a la pantalla táctil, al puntero y a la escritura manual.

Como uno de los inconvenientes más señalados en el trabajo con Tablet PC por parte de los usuarios ha sido la precisión del lápiz, se le ha dotado al sistema de la capacidad de hacer más cómodo el uso del señalador, añadiéndole nuevas funcionalidades. De este modo, el nuevo Windows consigue que el usuario obtenga respuestas visuales al contacto del lápiz, para conocer en todo momento si las operaciones con el puntero se están realizando de forma correcta. Además, como sus funcionalidades tienen que asemejarse a las de un ratón, y al igual que en versiones anteriores, es posible realizar con el lápiz un sencillo clic, un doble clic e incluso pulsar “botón derecho”, para desplegar funciones.

Ahora, además, los movimientos del lápiz son más rápidos, más dinámicos, mejorando sus funcionalidades. El desplazamiento es mucho más preciso, lo que permite que el usuario pueda desplazarse hacia los accesos directos de forma rápida y sin errores. Además, podemos distinguir entre movimientos de “exploración” y de “edición”, consiguiendo ir al inicio o final de página o retroceder y avanzar de página con un simple movimiento. De este modo, si queremos leer un documento, en lugar de llevar el puntero a la barra de desplazamiento vertical, pulsar y arrastrar hasta el lugar deseado, sólo es necesario mover el lápiz en un gesto rápido para que la ventana se desplace.

Se trata de una función que mejora la navegación al liberar al usuario de la necesidad de utilizar constantemente la barra de desplazamiento para moverse por un documento web. La herramienta, basada en diferentes soluciones que ya hemos visto en dispositiv