El sistema de control parental de Danba, está diseñado para que por defecto no impida el acceso a ninguna página, sino que en su lugar informa a los padres del uso de Internet por parte de los menores. De este modo se busca educar en el uso de Internet en lugar de prohibir el acceso a determinadas páginas. Para emitir los avisos en tiempo real, se apoya en los servicios de SMS de Lleida.net, que opera en más de 200 países.

No obstante, si los padres lo desean se puede bloquear el acceso  a páginas no recomendadas, en ese caso los menores no podrán acceder a estas, pero los padres seguirán recibiendo un aviso por SMS del intento de acceso.

Esta herramienta se irá implantando fuera de España de forma gradual, empezando por Perú, Chile y Argentina, para seguir con Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y EE.UU.