El agujero de seguridad en Hotmail permitiría al hacker acceder a los mensajes de otros usuarios pero para ello necesita conocer la dirección de correo electrónico de un usuario concreto y el momento exacto en que fue enviado el mensaje. Respecto a este último aspecto, el tiempo de envío de los mensajes se contabiliza como en UNIX (según la cantidad de segundos transcurridos desde el 1 de enero de 1970). Para facilitar esta tarea, Root Core aconseja a los hackers que si conocen el momento aproximado del envío, elaboren un programa que calcule en segundos y vaya rastreando automáticamente los mensajes de una determinada franja horaria en busca del deseado.

Según Ryan Russell, analista de Security.com, estas dificultades hacen prever que el fallo no debe preocupar mucho a los usuarios de Hotmail, ya que se trata de ataques específicos en los que el hacker sólo puede dirigirse a un usuario y a un único mensaje cada vez.

Microsoft se encuentra ya trabajando para solucionar el problema y espera haberlo solventado hoy mismo.

www.microsoft.es