Por ahora, los CIO contemplan el despliegue de IPv6 como un coste más que como un beneficio para sus negocios y están tomándose con calma la adopción del nuevo protocolo de Internet.

Así al menos lo afirma un reciente estudio realizado por la fuerza de trabajo IPv6, un grupo de la industria que pretende impulsar la adopción de este protocolo.

El despliegue de IPv6 va a convertirse en un elemento crítico, sobre todo, a medida que las direcciones IPv4 se van agotando. Algunos expertos ya han puesto fecha a ese momento, creen que se acabarán a lo largo del mes de diciembre.

El CEO de InternetNZ, Vikram Kumar, ha declarado que el protocolo y el esquema de direcciones para Internet será una oportunidad para que los negocios hagan uso de las nuevas tecnologías, pero este estudio muestra que el mensaje no está calando entre los responsables y siguen viendo la adopción de IPv6 como un coste, básicamente.

“Las nuevas redes móviles, los sistemas de seguridad y las aplicaciones en las que aún no hemos podido ni pensar, utilizarán IPv6”, ha declarado Kumar. Pero, a menos que la ventaja empresarial de la adopción temprana de IPv6 haya sido malentendida, los responsables de negocio no ven una necesidad a corto plazo para el cambio.

Preguntados sobre qué podría acelerar el despliegue de IPv6, los CIO identifican “un impulsor o beneficio del negocio” o “nuevos negocios de cara al público u oportunidades de servicio” como los principales factores para su adopción.

La gran mayoría de los CIO ahora sienten que están “muy bien” o

“adecuadamente” informados sobre IPv6. Concretamente, el 74 por ciento de los que han respondido al mismo, mientras que en 2009, el 54 por ciento pensaba así.

Este año, el 91 por ciento de los CIO afirma ser consciente de que el antiguo sistema de direcciones IPv4 está llegando a su fin.