Sony continúa invirtiendo dinero y esfuerzos en mejorar su línea de perros-robot Aibo. Acaba de lanzar el modelo ERS-220, con más aspecto de robot que de cachorro –a diferencia de sus hermanos pequeños Latte y Macaron-. El nuevo Aibo trae la cabeza mejor “amueblada”, pero no pretende sustituir al mejor amigo del hombre. Es un buen robot, con más opciones y también con software actualizable. Pero no mueve ni las orejas ni el rabo. Eso sí, toma mejores instantáneas, reconoce 75 vocablos y dispone ya de dos paquetes de software para actualizarse: Aibo Step –para cambiar los ruidos que hace la cibermascota- y Aibo Boost, que le permitirá “humanizar” sus reacciones con opciones de curiosidad, excitación o alerta. En Estados Unidos cuesta 1.500 dólares (unos 1.696 €), y los pedidos se pueden hacer a través de la web de Sony. Puede reservar el suyo en www.us.aibo.com.