La nueva versión de prueba para el kernel del sistema operativo Linux, que iba a estar disponible el pasado mes de noviembre, ha sido retrasada por el creador de Linux, Linus Torvalds. En un mensaje enviado a una lista de correo dedicada al desarrollo de kernel para Linux, Torvalds anunció que estaba preparando la versión 2.4.0-test10 para el tan esperado kernel para Linux 2.4.

Esta versión del kernel podría ser beneficiosa para los usuarios que quieran aplicaciones corporativas basadas en servidores de Linux, ya que está preparada para escalar bien sistemas de hasta cuatro procesadores.

Originalmente, Linux 2.4 estaba previsto para el año pasado, a lo que Torvalds ha apuntado que necesitaba arreglar algunos fallos, pero para este mes de diciembre estará acabado. Además, ha añadido que el desarrollo de las características del kernel ya está terminada.