NT se ha convertido, poco a poco, en el “otro” sistema operativo más usado en mundo del PC. En este artículo vamos a desvelar algunos trucos que hacen de éste un sistema más ajustado a nuestras necesidades y gustos.

La evolución que Windows NT ha experimentado en los últimos años lo ha convertido en uno de los sistemas operativos más utilizados en entornos de grupos de trabajo y redes locales, a la vez que en una alternativa real en los servidores de páginas y programas web para intranets e Internet. Aunque ya empieza a ser reemplazado por Windows 2000, aún es muy amplia la base de ordenadores con este sistema instalado y que lo mantendrán durante algún tiempo.

Como sistema operativo de red es importante saber que para su configuración y mantenimiento hacen falta determinados conocimientos, por eso, lo que se menciona en estas páginas ha de manejarse con cuidado, ya que determinadas alteraciones de la configuración de Windows NT puede acabar por hacer que éste deje de funcionar.

Antes de empezar a profundizar con cada uno de los trucos que vamos a desarrollar en este artículo, debemos aprender a encontrar y editar claves del Registro de Windows NT.

¿Cómo editar el registro de Windows NT?

El editor del Registro de Windows NT es Regedt32.Exe que se localiza en el directorio %windir%\system32 (figura 1). Por defecto, la instalación de Windows NT no coloca ningún icono en el escritorio o menú de inicio. Para acceder al programa podemos usar el explorador de Windows NT y acceder a la carpeta donde se encuentra para bien ejecutarlo desde allí, o bien crear un acceso directo usando el botón derecho del ratón. Para que el acceso directo sea utilizable desde nuestro menú de programas deberemos copiarlo, por ejemplo, a %windir%\profiles\All Users\Menú Inicio\Programas\Herramientas Administrativas.

Hay que tener mucho cuidado con las modificaciones que se realicen en el registro de Windows NT, ya que éste es el archivo principal de configuración de nuestro sistema y algunas variaciones en los datos allí alojados pueden provocar que Windows deje de funcionar. Una buena idea para no correr riesgos es asignar la opción de “sólo lectura” que podemos encontrar en el menú seguridad?permisos, a los paneles de claves que vayamos a usar. Casi todas las modificaciones de datos que podamos realizar se van a encontrar en el panel HKEY_LOCAL_MACHINE y en HKEY_USERS, por lo que concentraremos nuestras precauciones en estos dos paneles. También podemos activar el modo de sólo lectura en el menú opciones. Esta opción es más rápida e igual de segura que la anterior y asegura que no escribiremos los cambios realizados en el registro.

Podemos usar la ayuda del programa para familiarizarnos con la terminología y el acceso a las claves. Antes de comenzar a realizar modificaciones es muy recomendable navegar por los datos en modo de sólo lectura hasta que perdamos el miedo y nos sintamos a gusto con el programa.

También es fundamental realizar una copia de seguridad del registro que siempre podremos restaurar en caso de necesidad. Para ello, lo mejor es crear un nuevo disco de recuperación ejecutando en la línea de comandos RDISK.EXE /S antes de realizar cambios.

¿Cómo encontrar Claves (Keys) y Datos en el registro de Windows NT?

El editor del registro de Windows NT no tiene la capacidad de búsqueda automática de claves, el proceso de localización se torna bastante tedioso. Una buena solución para cubrir este defecto es usar el editor de Windows 95 (REGEDIT.EXE) que también está incluido en Windows NT. Este programa puede servirnos para localizar aquellas claves o datos que deseamos modificar. Es importante no realizar cambios con este programa ya que el manejo de la información es diferente que con REGEDT32.EXE y podríamos causar algunos daños en el sistema. Así que con este programa realizaremos la búsqueda y con REGEDT32.EXE efectuaremos los cambios.

Podemos también navegar por las páginas web de Microsoft para encontrar otras herramientas que pueden sernos de utilidad. Yo, por ejemplo, utilizo una herramienta llamada TWEAKUI (la versión de Windows 95, la de Windows 98 no funciona), que está en las Power Toys de Windows 95 y que me permite cambiar la apariencia de los iconos, la sensibilidad del ratón, modificar el nombre a las carpetas de sistema y otras opciones, sin la necesidad de editar el registro. También hay otras utilidades de este tipo, de pago, que son muy interesantes.

Trucos de Windows NT

Una vez nos hemos familiarizado con la forma en que podemos editar el registro de Windows NT pasemos a describir algunos trucos que consideramos interesantes a la vez que prácticos. En ellos encontrará muchas referencias a %windir%, que es habitualmente el directorio \WinNT, aunque será otro si así lo ha indicado durante la instalación.

1- Personalización de la interfaz de comandos

Por defecto Windows NT configura la Interfaz de Comandos (ventana DOS para usuarios antiguos) de una forma poco aprovechada. De hecho, la configuración por defecto está basada, sobre todo, en el aspecto y tamaño que tenía la antigua pantalla del DOS o lo que es lo mismo 80x25 caracteres sobre fondo negro, pero con Windows NT podemos cambiar tanto el tamaño, como el aspecto de la ventana, ajustándolo más a nuestras necesidades.

Para realizarlo podemos hacer dos cosas: ejecutando la aplicación DOS correspondiente podremos pinchar en el icono DOS que se encuentra en la esquina superior izquierda de la ventana y seleccionar Propiedades. La ventana que aparece es la misma que se obtiene al acceder al icono Consola del Panel de Control, con la diferencia que Consola personaliza todas las opciones de la aplicación y así todas las aplicaciones DOS se visualizarán con el aspecto configurado y de la otra forma se configurará el acceso directo a la aplicación cuyas propiedades hayan sido modificadas.

Las distintas posibilidades de las propiedades de la interfaz de comandos son: en la pestaña Opciones podemos seleccionar el tamaño del cursor, del buffer de memoria y la modalidad de inserción y edición rápida. La pestaña de Fuente permite seleccionar el tamaño y tipo de letra que se usará. La pestaña Presentación permite ajustar el tamaño de la ventana en pixeles y en caracteres y por último la pestaña Colores permite seleccionar el color de fondo y el de las letras en la ventana.

2- ¿Qué puedo hacer para obtener una partición de arranque de 8 GB?

Windows NT no puede soportar una partición primaria del sistema de 8 GB. Pero podemos lograr una de 8 GB superando una limitación de la herramienta de instalación del sistema. Windows NT siempre formatea el disco duro como FAT aunque hayamos elegido NTSF como sistema de archivos. Windows NT formateará el disco como FAT durante la instalación y lo convertirá a NTFS durante el proceso de instalación. Los volúmenes FAT tienen restringido el tamaño a 4 GB (FAT16 soporta un máximo de 2 GB, pero NT soporta 4 GB porque tiene soporte para clusters de 64 KB).

Podemos solucionar este problema conectando el disco duro que deseemos utilizar como primario y formatearlo como NTFS en otro ordenador con Windows NT dándole su capacidad total (máximo de 8 GB) y después instalar Windows NT sin reformatearlo.

3- ¿Cómo desactivar los mensajes de notificación de la impresora en Windows NT?

Podemos desactivar los mensaj