Este troyano, a diferencia de otros capaces de ver información “sensible” como la financiera, Yusufali-A monitoriza los hábitos de los usuarios de Internet. Cuando en la barra de búsqueda aparecen términos como “sexo” o “exhibicionismo”, el sitio web queda oculto y aparecen mensajes tomados del Corán, según ha explicado Gregg Mastoras, analista senior de Sophos. Uno de los mensajes que aparecen hace referencia a Alá. En caso de que el usuario no deje el sitio adulto, el troyano se encarga de lanzar un mensaje que dice “Oh, no, estoy en la jaula!” y fuerza al PC a terminar la sesión.