Sybase Iberia ha dado a conocer los datos sobre facturación pertenecientes al primer trimestre de 1998. En ellos se refleja un crecimiento del 8 por ciento sobre las ventas obtenidas en el mismo periodo de 1997. La cifra total perteneciente a este período de tiempo ha sido de 296 millones de pesetas, de los que 161 millones eran procedentes de licencias de software, de ellos, un 40 por ciento pertenecen a bases de datos, un 30 por ciento a los productos Enterprise Connect de conectividad y un 30 por ciento a la familia de herramientas de desarrollo Powersoft. Los 135 millones restantes pertenecen al departamento de soporte, consultoría y formación.

El crecimiento de la filial española de Sybase es constante, por ello también ha abierto nuevas oficinas en la Península, concretamente en Barcelona y Lisboa.

En Europa la cifra de facturación ha sido de 63 millones de dólares, unos 9.702 millones de pesetas, cifra que supone un aumento del 5 por ciento sobre los objetivos que se habían establecido para las filiales europeas.

Por otra parte, Sybase está inmersa en una nueva etapa caracterizada por la reorganización de la compañía en la que se pretende focalizar a la empresa hacia nuevos segmentos de mercado incipientes y abordarlos con soluciones de gestión de datos de empresa y desarrollo de aplicaciones, web computing, mobile computing y data warehouse. Todo ello para adecuar sus estructuras a las nuevas necesidades del mercado.

Esta reestructuración persigue finalizar la unión entre Sybase y Powersoft, así como cambiar la cultura interna de la compañía, que anteriormente se caracterizaba por una política de venta de tecnología, que no era suficiente para abordar el mercado, por ello, ahora Sybase pretende ofrecer a sus clientes soluciones completas y dirigirse también a mercados verticales. Asimismo, se han marcado como objetivo implementar con sus partners soluciones nuevas para garantizar el acceso universal a la información; proporcionar soluciones globales para mercados horizontales y facilitar la transición al año 2000 y al euro. Así, la tecnología de la compañía se englobará en tres líneas de producto, que se corresponden con las marcas de las que Sybase es propietario: Sybase, Powersoft y Enterprise Connect.