Es demasiado habitual que en determinados juegos educativos los usuarios estén constreñidos al paso a paso. Posiblemente la pedagogía moderna, tan laxa en otros asuntos, esté basada, en juegos con este, en algún principio pedagógico probado, según el cual se cierra el avance si no se ha solucionado el dilema planteado. Pero un sistema tan rígido debería estar sustentado en algo más que la mera llave de las soluciones que miden la habilidad motora del uso del ratón o la simple repetición que descubre el truco para avanzar.

Este juego es el último de una serie cuyos protagonistas, Noemí y el piloto, deben hacer frente a los peligros varios que se les proponen. La identificación entre protagonistas y jugadores es la baza con la que los diseñadores del juego cuentan para atraer a los chavales que se adentran en estas aventuras. No cabe duda de que los colores, el movimiento y las ayudas que pueden recibir pueden ser un aliciente para seguir jugando. Ahora bien, el nivel de dificultad que se marca en Trampa Papú – prudentes, valientes y temerarios – son conceptos aristotélicos sobre la virtud, que encajan mal con contenidos tan simples. Claro está que se puede pinchar en la pantalla y avanzar sin rumbo, pero no debería ser esta la única opción.

Clasificación: ***

Fabricante: Barcelona Multimedia

Requiere: Windows 3.1, 16 MB RAM, SVGA

Idioma : español

PVP: 5.990 PTA. /27,70 euros

Distribuidor: Planeta DeAgostini

Tel. 902 490 346