La aplicación de Toyota que simula una conducción parecida a la del videojuego Gran Turismo todavía se encuentra en una fase preliminar y está pensada para acompañar al estreno de un coche deportivo de Toyota. Recoge una gran cantidad de datos sobre el funcionamiento y uso del vehículo, desde las piezas del motor, hasta el aire acondicionado, el uso del acelerador, del embrague y del freno. Este registro de información está basado en Unidades de Control Electrónico, conocidas como ECU, las cuales registran datos que van desde del funcionamiento del motor hasta el aire acondicionado, después envían el informe vía Bluetooth  a un smartphone o lo almacenan en una memoria USB conectada al vehículo.

De cara a la conducción segura, el usuario también podrá visualizar gráficos, en los que se detallará cómo toma las curvas, a que velocidad media va, etc.

Según Toyota, una vez que la aplicación esté integrada en el mercado la abrirán a desarrolladores de software de terceros, para que puedan crear aplicaciones alrededor de las funcionalidades de la misma.

De momento, el uso de ésta aplicación sólo se contempla para vehículos de alta gama que desarrollen su conducción en pistas de carreras, como la de Fuji de Toyota donde está siendo probada por pilotos privados.

Por otro lado, el proyecto es una colaboración conjunta entre Toyota y Denso, una de las empresas del grupo fabricante de automóviles que se dedica a la producción de componentes globales de automoción. toyota