Con los datos del primer semestre de su ejercicio cerrado, la compañía incrementó su facturación en un 22,5% frente al año anterior, y estima que en el segundo semestre el crecimiento será del 30%, según afirmó Javier Pascual, presidente de Toshiba.

En cuanto al número de unidades, éstas se situaron en 150.000 durante 2005, según confirmó Alberto Ruano, director general de la compañía, “un dato muy significativo teniendo en cuenta, además, que no tenemos casi presencia en el segmento por debajo de los 1.000 euros”, afirmó Ruano.

Para este año, Ruano indica que “el objetivo pasa por crecer de nuevo en torno al 25%, con apuestas claras por la educación, la Administración Pública y la pequeña y mediana empresa, sin olvidar al segmento de consumo, que –reconoce- seguirá tirando del carro en este nuevo año”. Este año, al negocio de informática se le suma el de electrónica de consumo que ya ha empezado a funcionar con las TV de plasma, mercado del que están muy satisfechas ya que según confirmaba Javier Pascual, “en este momento tenemos más pedidos que productos podemos vender”. Además, los responsables de la firma se mostraban más que satisfechos por cómo se está desarrollando el proceso de integración entre las dos diferentes unidades de negocio. Integración que se produce en España antes que en otros países.