La división informática de Toshiba ha experimentado un incremento del 63,9% en volumen de ventas durante el ejercicio del 97, frente al crecimiento del 26,6% del mercado de portátiles español. La cifra de ordenadores portátiles vendidos asciende a 39.117, frente a los 23.859 del año anterior. En cuanto a facturación la compañía ha superado los 10.000 millones de pesetas lo que ha supuesto un crecimiento del 47,2%.

La cuota de participación de Toshiba en el mercado español alcanza un 35,3 por ciento frente al 30% del pasado año. En España el mercado de portátiles representó un 11% durante el 97, frente a un 16,6 en Europa. Por lo que el crecimiento esperado para los próximos años es el mayor previsto. Para Toshiba las previsiones son vender más de 45.000 unidades con una facturación de 11.500 millones de pesetas, lo que representa un crecimiento del 11%. En cuanto a precios, Mauricio Lapastora, director general de la compañía, señaló: “vamos a mantener la línea que hemos fijado durante el año 97 de manera que podamos hacer de los portátiles un ordenador asequible para todo el mundo”.