Toshiba ha integrado la nueva plataforma móvil Intel Centrino 2 (Montevina) en sus gamas Satellite y Qosmio de ordenadores portátiles.

La principal novedad es la reducción del consumo, que disminuye de 35 a 25 vatios en algunos modelos, mejorando así la autonomía de los equipos. Además, el nuevo chipset Mobile Intel GM45 Express lleva integrado el módulo Wi-Fi, que es compatible con 802.11n. Centrino 2 permite utilizar memorias DDR3, e integra un controlador de vídeo más rápido.

Los nuevos modelos dotados con esta tecnología son los Satellite A300-1II, U400-15K y P300-19F, así como el Qosmio F50-10Q. Todos ellos se pondrán a la venta a principios de Septiembre.

En estos equipos se han empleado los procesadores Intel Core 2 Duo T8400 y T8600, y se pueden configurar con hasta 8 GB de memoria RAM.